Home>RECOMENDADOS>1767: Corrientes y los Jesuitas
RECOMENDADOS UN DÍA COMO HOY

1767: Corrientes y los Jesuitas

En España un motín es la excusa para expulsar a los Jesuitas de todo sus territorios, incluso en América. ¿Cómo toman la noticia en Corrientes?

España y la Iglesia

En 1766 en España se producía un asalto a la casa de Esquilache, secretario de Hacienda, luego los protestantes intentarían amotinarse afuera del Palacio Real. La represión dejó un saldo de 40 muertos y una investigación a cargo de un juez que era confeso anti-jesuita. Las pericias conducidas por este juez, apuntaron a la orden de la Compañía de Jesús como confabuladora del motín.

Es así que el 27 de febrero de 1767 el Rey Carlos III firmó la Pragmática Sanción en 1767 que dictaba la expulsión de los jesuitas de todos los dominios de la Corona de España, incluyendo los de Ultramar y decretaba la incautación del patrimonio que la orden tenía en el imperio.

De esta manera comienza una persecución a los jesuitas, quienes además se resistían a la política de Regalismo, una por la cual el Estado se atribuía la administración de las instituciones religiosas en sus territorios. Además habían acusaciones hacia las misiones sudamericanas, de que estas armaban a los indígenas (cuando estaba prohibido por ley real) e incluso se registraban asaltos en conjunto hacia los ejércitos españoles y portugueses. Estas tenían fundamento pues las reducciones del Paraguay eran constantemente invadidas por el Imperio Portugués,  por lo cual los jesuitas deciden comprar armas tanto para ellos como para los guaraníes de las reducciones. Así lo confiesa en sus memorias José Cardiel, el párroco más importante de estas misiones.

____________________________________________
También te puede interesar: Los Jesuitas Rebeldes
____________________________________________

Los Jesuitas en Corrientes

En la provincia los jesuitas llegan en marzo de 1690, donde fundaron reducciones, iglesias y centros de educación, tanto para la población criolla como para los indígenas que eran convertidos al catolicismo. Incluso, su accionar fue importante para evitar el abandono de Corrientes.

La tribu de los Abipones era conocida por su bravía y los saqueos que hacían a los asentamientos. Por mucho que intentaban las milicias corrrentinas no podían repeler los ataques, incluso la ciudad se vio sitiada en una ocasión, lo que provocó una pobreza casi extrema. Hacia 1746 las tropas correntinas habían asesinado al cacique Chilomé, los abipones quisieron vengar su muerte y volvieron a atacar la ciudad y campaña.

El Padre Francisco Valdés (jesuita exiliado de Corrientes) cuenta en una declaración que Corrientes fue sitiada casi al extremo que muchos pensaban abandonar la ciudad. Pero los caciques de un momento a otro decidieron entrar a la ciudad de forma pacifica y fueron a entrevistarse directamente con los jesuitas, quienes los convencieron de reducirse, aunque no fue tarea fácil. De esta manera en 1748, dos caciques formaron la reducción de San Fernando y levantaron una iglesia dedicada a San Francisco.

Llegan noticias desde España

La presencia de los jesuitas era importante en la Corrientes colonial, pues de ellos dependía mantener a raya a los indígenas para que no se levanten en armas contra la ciudad. Pero los eventos en Europa producen un cambio en la política del Virreinato del Río de la Plata, el comunicado de expulsión de los jesuitas llegaba a Corrientes en julio de 1767.

Fue el auditor de guerra de Buenos Aires, Juan Manuel de Lavardén, con orden del gobernador Francisco de Paula Bucarelli, quien consumió el acto a través de la lectura del decreto real, en la noche del 21 de julio de 1767 ante el Padre Francisco Valdés. En su confesión el padre cuenta la negativa de Lavardén a la decisión del rey. Tanto Lavardén como muchos correntinos temían que la ausencia de los jesuitas significaría tragedia, pues los abipones y guaraníes de las reducciones podrían volver a levantarse contra la ciudad.

Posterior a esto las propiedades de los jesuitas fueron incautadas y subastadas, fue así que las presencia de los jesuitas era oficialmente borrada de Corrientes. Más al norte otras reducciones se resistieron tanto a la expulsión española como a los avances portugueses en el Paraguay, pero eso es parte de otra historia.

Si llegaste hasta aquí es porque te gusta nuestro contenido. Contamos con tu apoyo a través de un comentario, que nos sigas en nuestras redes, una republicación en tu muro de Facebook o Instragram, una recomendación a tus amigxs. ¡Gracias!

Para conocer más recomendamos:
Los Jesuitas Rebeldes – Artículo de Revista El Canillita
Descubrir Corrientes – Febrero
Los jesuitas en la Provincia – Artículo del portal El Litoral
La ciudad de Corrientes vista por el jesuita expulso P. Francisco Valdés – Antiguos Jesuitas En Iberoamérica, 7(1), 125–147. – Carlos A. Page
Las razones que escondía Carlos III para expulsar a los jesuitas de España – Artículo del portal ABC (España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *