Home>LA SINGULARIDAD HISTÓRICA>1865: Corrientes es tomada en la Guerra de la Triple Alianza
LA SINGULARIDAD HISTÓRICA

1865: Corrientes es tomada en la Guerra de la Triple Alianza

Una guerra que destruyó a Paraguay, sus principales culpables fueron Brasil, Argentina y Uruguay. El conflicto se trasladó a territorio correntino, donde tropas paraguayas capturaron Corrientes y su puerto. ¿Qué nos dicen los registros de la captura del puerto? ¿Cuantos correntinos murieron ese día? El historiador Jorge Enrique Deniri pone luz sobre este hecho.

Recuperado de Diario Época – 11 de septiembre, 2020

Abril de 1865. La toma de Corrientes

Para la exégesis de diferentes autores que han historiado el ataque y la ocupación paraguaya de la ciudad de Corrientes en el año 1865, recurriendo a las fuentes disponibles he recortado un objeto que abarca parcialmente dos meses cruciales, abril y mayo, buscando confrontar los “Apuntes de Don Pedro Ibarzábal” con los “Despachos telegráficos dirigidos a S.E. Mariscal Solano López por José Bergés”. El escrito del correntino se inicia el mismo día Jueves Santo del ataque paraguayo al puerto correntino, y su último asiento es del 23 de mayo. Los despachos del paraguayo, comienzan el 18 de abril y se cierran el 1 de mayo.

La primera cuestión que queda planteada en esta nota inicial, es qué sucedió realmente durante el sorpresivo ataque paraguayo del día jueves 13 de abril, principalmente en lo relativo al número y circunstancias de las bajas correntinas. Ibarzábal da cuenta primero de una única muerte, como así también que a un “Teniente Calvo”, “se le vio caer”.

Sin embargo el 2 de mayo, sostiene que “Según informes contestes de los paraguayos, toda la tripulación, jefes y oficiales del vapor “25 de Mayo” fueron pasados a cuchillo el día de Jueves Santo en este puerto, cuando fueron capturados este buque y el “Gualeguay”.

Por su parte el inglés George Thompson, en su obra editada en 1869, afirma que “Los argentinos apenas hicieron resistencia, pues no tenían la más remota idea de semejante ataque. Los que no se echaron al río fueron pasados a cuchillo. Los que se ocultaron durante la carnicería fueron tomados prisioneros, llegando su número a 49, incluso un capitán, un jefe y cuatro tenientes, los que se echaban al agua eran fusilados por los paraguayos, que permanecieron en el puerto durante tres o cuatro horas, partiendo enseguida con sus presas a remolque”. Entre los paraguayos, el General Francisco Isidoro Resquín, en 1875, fabula que las naves argentinas cañonean a las paraguayas “pero al momento contestaron aquellos el fuego, obligando a éstos a retirarse en fuga, y apresándolos a corta distancia, los condujeron de nuevo al mismo puerto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *