Home>ESPACIO DOCENTE>1878: Tratado Limítrofe entre Argentina y Chile
ESPACIO DOCENTE UN DÍA COMO HOY

1878: Tratado Limítrofe entre Argentina y Chile

La historia entre los países sudamericanos pasó por varios litigios que crearon una especie de rivalidad que hoy se traslada a ámbitos como el fútbol. Desde la lucha por la independencia, pasando por fricciones casi bélicas en la década del ’70, hasta la mediación del Vaticano.

Desde el momento en que España perdió su estabilidad en manos de Napoleón, las colonias americanas encontraron el momento para intensificar su lucha independentista, un pulso que los realistas trataban de socavar a sangre y fuego. La revolución y expulsión de los representantes de la corona española del poder, conllevó a  la formación de proto-gobiernos. Estos no solo llevarían a cabo una campaña militar y política para formarse como naciones,  también se encargarían de delimitar sus territorios. Esta es la relación que formó los límites y extensiones de Argentina y Chile.

La Revolución llegó

1810 es un momento que marca la historia de los pueblos sudamericanos para siempre, la escalada militar de Napoleón por Europa pone en jaque a las antiguas monarquías. El poder de la corona española es sesgado con el apresamiento del Rey Fernando VII, los valores e ideales de la Revolución Francesa traspasan el Océano Atlántico y avivan la chispa revolucionaria en América del Sur. El Virreinato del Río de la Plata y la Capitanía de Chile fueron unos de los tantos territorios que se levantaron. Desde ese momento sus cabildos llegaron a un acuerdo para delimitar sus territorios.

En 1826 se intentó hacer un acuerdo de paz y amistad que afirmaba en su artículo 3 instaba a «garantizar la integridad territorial mutuamente contra una tercera potencia que intentara modificar los territorios de ambas repúblicas, reconocidos antes de su EMANCIPACIÓN, o posteriormente en virtud de tratados especiales». Al ser este el primer tratado se dejaban los territorios tal cual la corona había delimitado en su momento. Pero esto solo quedó como un proyecto porque Chile nunca aprobó el acuerdo. El mapa de la época era así:

El territorio chileno sufrió disminuciones con el paso de los años.

 

El tratado de 1878 y Perito Moreno

Estaba claro que el primer tratado post-revolución sólo trataba de mantener los territorios ganados a la corona española y a su vez evitar un conflicto entre repúblicas en formación. Más tarde surgiría otro pero limitado a la navegación y el comercio. Pero de este acuerdo se puede rescatar la intención de no violencia entre las naciones, en el artículo 23 del Tratado de Comercio y Navegación de 1856. Además abría la posibilidad de la intervención de otra nación a modo de árbitro cuando no se llegase a un acuerdo. Esta clausula se tomaría para futuros acuerdos:

«Ambas partes contratantes reconocen como límites de sus respectivos territorios, los que poseían como tales al tiempo de separarse de la dominación española, el año 1810, y convienen a aplazar las cuestiones que han podido o puedan suscitarse sobre esta materia para discutirlas después pacífica y amigablemente, sin recurrir jamás a medidas violentas y, en caso de no arribar a un completo arreglo, someter la decisión al arbitraje de una nación amiga».
Artículo 23 del Tratado de Comercio y Navegación de 1856

Francisco Moreno fue uno de los peritos más importantes de la historia argentina, su trabajo ayudo a conocer con mayor profundidad el territorio nacional e incluso descubrir lugares inexplorados. El perito Moreno se destaca además por su gran relación con los pueblos indígenas, quienes colaboraron al momento de recorrer y registrar grandes cantidades de terreno.

Moreno fue quién propuso utilizar la Cordillera de los Andes como una forma de marcar los límites entre Chile y Argentina, esta sugerencia fue la que se utilizó para el Tratado que ambas naciones reconocieron el 18 de enero de 1878:

«…La línea fronteriza correrá en esa extensión por las cumbres más elevadas de dicha Cordillera que dividan las aguas y pasará por entre las vertientes que se desprenden a un lado y otro…»
Artículo 7 del Tratado Fierro-Sarratea de 1878

De esta manera Chile cedía el territorio de la Patagonia oriental para Argentina, esto significó alrededor de 42.000 km2 para nuestro país. Desde la firma del acuerdo en diciembre de 1878, Moreno viajaría a los largo y ancho de la Cordillera de los Andes para recoger datos que luego permitirían delimitar de forma precisa las fronteras. Por su trabajo, Moreno es nombrado por la «Geological Society of London» como miembro honorario correspondiente en 1898, y la Academia Americana de Política y Ciencias Sociales de Filadelfia lo designa miembro extranjero.

Chile cede territorio pero no evitaría conflictos con respecto al Canal de Beagle y Tierra del Fuego

Este nuevo tratado tenía deficiencias a la hora de delimitar los territorios en Tierra del Fuego, ya que está conformado por numerosas islas. Además los derechos marítimos con respecto al Canal de Beagle también fueron uno de los huecos. Esta disputa se prolongaría hasta 1893 donde estableció un protocolo que afirmaba «Argentina en el Atlántico y Chile en el Pacífico», lo que limitó las salidas oceánicas de ambos países.

Intervenciones Importantes

Recordemos aquel acuerdo de 1826 que promovía la no violencia a la hora de decidir sobre los territorios, ambos países siempre utilizaron las vías diplomáticas para resolver este tipo de cuestiones. Enumeramos los momentos en que la tensión obligó a llamar a naciones amigas como árbitro.

Inglaterra tomó un rol de importancia en 1896, cuando la Reina Victoria I arbitró ya que Chile sostenía que debía reinterpretarse el tratado de 1881. Una intervención que llevó trabajo pues los resultados del arbitraje se conocieron en 1902.

Más tarde Estados Unidos nombraría a su embajador en Argentina como mediador en el conflicto de la Puna de Atacama. En ese momento Bolivia tenía fricciones con Chile, de tal manera que cedió este territorio para Argentina, esperando que Chile se enemiste con ella. La idea de una guerra estaba latente pues Perú se había proclamado aliada de Bolivia, en caso de una guerra con Argentina ambos países atacarían Chile.

Siempre tratando de evitar un conflicto armado, se utilizó la mediación internacional. El acuerdo sometía a la división del territorio cedido por Bolivia, finalmente un tercio de la Puna de Atacama fue otorgado a Chile.

Luego en 1966 Inglaterra ayudó a evitar una guerra. Durante la presidencia de Perón se ordenó a Gendarmería Nacional a ocupar el territorio del Alto Palena, un sector aún en disputa en aquel momento pero ocupado por población chilena. Lejos de responder de forma violenta, el gobierno de Chile recurrió a la diplomacia enviando comunicados con sus embajadores. La comisión que se formó convocó el arbitraje del la Reina Isabel II.

Tras idas y vueltas, con mucha fricción entre los países en conflicto, la comisión decidió dividir el territorio de Alto Palena. Gran parte del territorio fue cedido para Chile en esta ocasión.

El Canal de Beagle fue uno de los territorios más cuestionados por ambas partes, en 1972 se presentaría el caso ante la Corte Internacional de la Haya. En ese momento Argentina estaba bajo un gobierno militar, Alejandro Lanusse como presidente de facto; en Chile Salvador Allende era el presidente constitucional.

El arbitraje de la corona inglesa apareció nuevamente, la Reina Isabel II designó jueces en la Haya para resolver el caso. En 1977 los resultados favorecían a Chile al cederle una gran parte de territorio. En 1978 el gobierno de facto de Argentina declaraba que el fallo era «insanamente nulo», lo que extendería el conflicto hasta el punto de la invasión de fuerzas argentinas a las islas chilenas. Es importante destacar que para ese momento ambos países estaban bajo gobierno militares, Pinochet en Chile y Videla en Argentina. Además Perú y Bolivia se habían declarado aliados militares de Argentina, el inicio de una guerra estaba a la vuelta de la esquina.

En este momento de máxima tensión apareció la intervención del Vaticano, con el Papa Juan Pablo II como representante, fue decisiva. La comisión enviada por el Vaticano logró que los gobiernos militares de Jorge Rafael Videla y Augusto Pinochet firmaran el Acta de Montevideo en enero de 1979, por el que acordaron volver al statu quo de 1977 y aceptar la mediación papal para buscar una solución duradera.

Cristina Fernández y Michelle Bachelet junto al Papa Benedicto XVI conmemorando los 25 años del Tratado de Montevideo – Noviembre de 2009

 

Para conocer más recomendamos:
La Guerra que no fue. La Crisis del Canal de Beagle en 1978 – Blogspot
Los 10 acuerdos limítrofes que cambiaron la geografía chilena – Portal digital Emol de Chile – Artículo del 1 de febrero de 2014
Límites entre Chile y Argentina – Documento de Slader Share
La Patagonia que nos recuperó el Perito Pascasio Moreno – Portal digital La Angostura Digital – Artículo del 8 de febrero de 2017
El Vaticano recuerda la guerra que no fue – Portal digital de la BBC en Español – Nota del 28 de noviembre de 2009
Tratado de límites con Argentina – Portal Memoria Chilena, Biblioteca Nacional de Chile

2 thoughts on “1878: Tratado Limítrofe entre Argentina y Chile

  1. Great weblog here! Also your web site quite a bit up very fast!
    What web host are you the usage of? Can I am getting your affiliate hyperlink in your host?
    I desire my website loaded up as fast as yours lol

    1. Thanks for comment!!
      The design of the site is the work of a web programmer. That gave us an advantage when it came to loading the content of the site.
      We appreciate that you like that detail.
      Regards!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *