Home>RECOMENDADOS>1988: El Plebiscito que Cambió la Historia de Chile
RECOMENDADOS

1988: El Plebiscito que Cambió la Historia de Chile

Hace 29 años la sociedad chilena exigía a traves del poder voto una nueva forma de vivir, un país nuevo, donde las vejaciones de una dictadura militar ya no sean moneda común. Sepan todo sobre el plebiscito chileno en esta nota.

Contexto Chileno

El 11 de septiembre de 1973 fue derrocado el presidente Salvador Allende por una Junta Militar encabezada por Augusto Pinochet, quien fungía como Comandante del Ejército durante el Gobierno de la Unidad Popular. El Golpe de Estado fue organizado y contó con la participación activa del Gobierno de Estados Unidos, esto se sabe hoy despues que se desclasificaran documentos estadounidenses de esa época.

Luego del levantamiento militar, que atacó La Moneda (sede presidencial en Chile), una Junta Militar asumió el Gobierno con Pinochet a la cabeza.

La asonada trajo consigo represión, muerte y el control social necesario para la imposición, por primera vez en el mundo, del modelo neoliberal propuesto por Milton Friedman y los Chicago boys.

Como diría Naomi Klein, “Pinochet facilitó el proceso de ajuste con sus propios tratamientos de choque, llevados a cabo por las múltiples unidades de tortura del régimen, y demás técnicas de control infligidas en los cuerpos estremecidos de los que se creía iban a obstaculizar el camino de la transformación capitalista”.

La Constitución de la dictadura

En 1980 fue aprobada una Constitución concebida según las necesidades de la dictadura. El documento planteaba la permanencia en el poder del dictador por un período de ocho años, iniciados a partir de marzo de 1981, tras los cuales se propondría un candidato sujeto a la ratificación de la ciudadanía mediante un plebiscito.

En este plebiscito, el “Si” ciudadano refrendaría al candidato propuesto por el gobierno por ocho años más, mientras el triunfo del “No” significaba la entrega del poder por el dictador un año después.

 

¡Chile, la alegria ya viene!

El plebiscito fue convocado para el 5 de octubre de 1988. Pinochet era el candidato propuesto por el sector que apoyaba la dictadura.

Las semanas previas al plebiscito estuvieron envueltas en un clima de temor generalizado auspiciado por los cuerpos de seguridad con el objetivo de incidir de forma negativa en la inscripción de los electores. Este ambiente perduraría durante todo el proceso.

Para vencer el miedo la campaña del “No” basó su estrategia, no en la denuncia de las práctica represivas del gobierno de facto, sino en la posibilidad de un cambio en la sociedad chilena.

Aproximadamente a las dos de la madrugada la Junta Militar reconoce el triunfo del “No” con casi el 53 por ciento de las preferencias contra un 44 por ciento del “Si”. Se abrían las puertas a la transición a la democracia.

La llegada de la democracia no significó un cambio sustancial, la dictadura había garantizado un marco legal e institucional que impide cambios estructurales en la sociedad chilena. El modelo de libre mercado, neoliberal, aún hegemoniza la economía.

Para conocer más:
Memoria Chilena
Diario Diagonal
TeleSur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *