Home>UN DÍA COMO HOY>2002: Lula da Silva es electo presidente de Brasil
UN DÍA COMO HOY

2002: Lula da Silva es electo presidente de Brasil

El representante de los obreros brasileros ascendía a la presidencia luego de más de 13 años de lucha política ante un sistema conservador que ahogaba la economía del país.

El 27 de octubre de 2002, era electo presidente Luiz Inácio “Lula” da Silva que para ese entonces, el antiguo obrero metalúrgico, tenía 57 años. Lula fue fundador del primer sindicato del país y del mayor partido de izquierda de América Latina, el Partido de los Trabajadores (PT).

Las elecciones presidenciales de 2002 tenían un final anticipado desde hace días por todas las encuestas, Lula da Silva se convirtió en el presidente más votado de la historia, por delante de Fernando Henrique Cardoso, que en 1998 fue elegido con el 53% (casi 34 millones de votos).

Un nuevo Brasil

Es así que se desplegaba una nueva página en la historia de un país, que combinaba niveles de desarrollo en ciertos sectores propios de una potencia, con índices de pobreza y desigualdad equiparables a países africanos.

En la primera vuelta, tres semanas antes, los electores barrieron a algunos caudillos de la oligarquía que ostentaban el poder desde la dictadura, un hecho que marcaba un claro cambio en Brasil.

Había llegado a la Presidencia de la República un ciudadano de origen humilde nacido en el Brasil profundo y hostil, el sertao, tan olvidado como despreciado por las élites que han gobernado desde la independencia. Lula da Silva es el primer presidente que se define de izquierda desde que en 1970 Salvador Allende ganó las elecciones chilenas como candidato de la Unidad Popular. El mismo que tres años después perdió la vida en el palacio presidencial en un golpe militar sangriento.

Archivo

La presidencia de Lula

Aunque hoy existe una causa sobre el nombre del ex-presidente, este continua siendo el más popular en Brasil. Las acciones como primer mandatario marcaron para siempre a una población que por años luchaba por derechos y leyes que los protegieran.

Movilidad Social

Durante la presidencia de Lula, entre 2003 y 2010, alrededor de 30 millones de brasileños se elevaron por encima del umbral de la pobreza y se sumaron a la economía de mercado. Ese es un logro reconocido tanto por los partidarios como por los detractores de Lula, algo que aumentó su apoyo en el país.

Además, la mejora se hizo sentir en todo Brasil y llegó a rincones que antes quedaban al margen de esos beneficios, mediante programas sociales que eran elogiados internacionalmente. Todos estos logros se basaron en la estabilización económica que había alcanzado el impopular gobierno previo de Fernando Henrique Cardoso.

Crecimiento económico

Cuando Lula concluyó su mandato, había una economía en auge, una tasa de desempleo inferior a la de Estados Unidos o Alemania y un optimismo sobre el futuro de Brasil inédito en décadas. La nueva clase media accedía a mejores trabajos y salarios, alimentando el consumo.

Todo esto sucedió en medio de un boom en los precios de las materias primas que impulsó la producción en Brasil y toda América Latina, con crecientes exportaciones, ingresos e inversiones. China descubrió el mineral de hierro, la carne y la soja de Brasil, entre otros productos.

También se descubrió enormes reservas de petróleo en aguas profundas que aumentaron el optimismo económico y el valor de la petrolera estatal Petrobras, a la postre clave en el escándalo de corrupción que involucra a Lula y a otros políticos.

Pero mientras duró la bonanza, hubo suficiente riqueza para que Brasil escapara ilesa de la crisis financiera mundial: fue uno de los últimos países en entrar en recesión en 2008 y uno de los primeros en salir en 2009, y sin que un solo banco se hundiera.

Liderazgo y orgullo nacional

Lula pasó de vivir en extrema pobreza rural en el norte de Brasil a presidir la mayor economía de América Latina. Esa historia personal del exobrero metalúrgico inspiró a su país y proyectó una imagen internacional que coincidía con la idea de “orden y progreso” en Brasil, como se lee en su bandera.

Mientras fue presidente, varios medios extranjeros eligieron a Lula como personaje del año y el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, lo llamó “el político más popular del planeta”.

Un país como Brasil, que había formado parte de un imperio, sintió así que recobraba su importancia en el mundo gracias a Lula y al auge de la economía. El haber recibido la Copa Mundial de fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos dos años después fueron parte de ese fenómeno.

Lula por Serko
Para conocer más recomendamos:
Lula arrasa en las elecciones presidenciales de Brasil – Nota del portal El País (España) – 28 de octubre, 2002
4 motivos por los que Lula da Silva sigue siendo el político más popular de Brasil pese a su condena por corrupción – Articulo del portal BBC – 25 de enero, 2018
La Justicia frustra el deseo de Lula de llegar de nuevo a la presidencia – Artículo del portal La Vanguardia – 1 de septiembre, 2018
Luiz Inácio Lula da Silva – Entrada de Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *