Home>UN DÍA COMO HOY>Acuerdo de Paris: un compromiso contra el calentamiento global
UN DÍA COMO HOY

Acuerdo de Paris: un compromiso contra el calentamiento global

El protocolo de Kioto demostró que no era suficiente para frenar el calentamiento global ni las emisiones tóxicas al aire. Por eso en Francia se establecen nuevas pautas para cuidar el mundo de las proximas generaciones.

No es la meta pero si el principio

Ante el fracaso de los intentos por fijar metas obligatorias individuales a cada país —el Protocolo de Kioto apostó por esa fórmula y solo logró cubrir el 11% de las emisiones mundiales— el proceso cambiará.

Es una meta obligatoria: que el aumento de la temperatura media en la Tierra se quede a final de siglo “muy por debajo” de los dos grados respecto a los niveles preindustriales e incluso intentar dejarlo en 1,5.

187 de los 195 países reunidos en París presentaron entonces sus programas nacionales. Todos los que firmaron y ratificaron el pacto, empezarán a aportar contribuciones con las limitaciones de gases.

Este nuevo protocolo entró en vigencia y práctica este 2020, pero está claro que esto no basta. Por eso se establecieron mecanismos de revisión al alza de los compromisos cada cinco años. También, herramientas de transparencia, como los inventarios, para intentar que el control sea lo más efectivo.

Un compromiso con pasado

El acuerdo nace del desarrollo del convenio de las Naciones Unidas sobre cambio climático, que se remonta a 1992. El mundo claramente ha cambiado y aquel documento ha quedado desfasado, fundamentalmente en los anexos, donde se establecía el listado de países desarrollados que estaban obligados a reducir sus emisiones.

Veintitrés años después, los industrializados de los anexos solo representan alrededor del 35% de las emisiones mundiales. Y China e India, que están ya entre las cuatro economías más contaminantes del planeta, se quedaban fuera de los Estados que deben asumir los mayores esfuerzos.

Elemtos claves

El Acuerdo de París tiende un puente entre las políticas actuales y la neutralidad climática que debe existir a finales del siglo.

La misión a grandes rasgos es reducir las emisiones. A funcionalidad de esto los Gobiernos acordaron:

  • el objetivo a largo plazo de mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C sobre los niveles preindustriales
  • limitar el aumento a 1,5 °C, lo que reducirá considerablemente los riesgos y el impacto del cambio climático
  • que las emisiones globales alcancen su nivel máximo cuanto antes, si bien reconocen que en los países en desarrollo el proceso será más largo
  • realizar posteriormente reducciones rápidas de acuerdo con los mejores conocimientos científicos disponibles, para lograr un equilibrio entre las emisiones y las absorciones en la segunda mitad del siglo.

Como contribución a los objetivos del acuerdo, los países han presentado planes nacionales integrales de acción por el clima (contribuciones determinadas a nivel nacional). Aunque los planes no bastarán para alcanzar los objetivos de temperatura acordados, el Acuerdo traza el camino para las medidas siguientes:

  • reunirse cada cinco años para evaluar el progreso colectivo hacia los objetivos a largo plazo e informar a las Partes sobre la actualización y mejora de sus contribuciones determinadas a nivel nacional
  • informar a los demás Gobiernos y a la ciudadanía sobre sus avances en la aplicación de las medidas de acción por el clima
  • evaluar los avances hacia el cumplimiento de sus compromisos en virtud del Acuerdo mediante un sólido mecanismo de transparencia y rendición de cuentas.

Para conocer más recomendamos:
Acuerdo de París – Página oficial de la Unión Europea
El pulso con India y China marca el final de la cumbre de París – Artículo del portal El País (España)
La Cumbre de París cierra un acuerdo histórico contra el cambio climático – Ibídem

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *