Home>UN DÍA COMO HOY>Berlgrano y la escarapela nacional
UN DÍA COMO HOY

Berlgrano y la escarapela nacional

La Revolución de Mayo de 1810 puso en marcha un proceso que pondría a pruebas a cientos de patriotas y líderes, entre ellos estaba Manuel Belgrano. Este se notó que debía dar a sus tropas un símbolo que genere unión, que encamine la causa.

Repasemos un poco

Desde que los revolucionarios de mayo de 1810 volteaban el tablero de Buenos Aires y el virreinato quedaba acéfalo, se desató una lucha para instaurar cabildos patriotas, alineados a la causa independentista. Es así que la Primera Junta elige al abogado Manuel Belgrano, una decisión cuestionable hoy pero que tenía implicancias políticas que buscaban alejar al revolucionario más radical.

Sin preparación militar, Manuel Belgrano se embarcaba en la campaña al Paraguay con un ejército que se había templado bajo los ataques ingleses. El camino sería largo, con altos y bajos, pero con la convicción de que las vidas de todos debía cambiar.

De French y Beruti a Belgrano

En el calendario oficial el Día de la Escarapela se conmemora cada 18 de mayo. Está emplazado en las celebraciones de lo que se conoce como Semana de Mayo. Durante estos eventos aparecen las figuras de Domingo French y Antonio Luis Beruti, quienes eran parte de la agrupación «La Legión Infernal». Desde esta organización se defendía el movimiento revolucionario y estaban preparados para tomar el cabildo por la fuerza en caso de que el Virrey no ceda el poder.

Es precisamente que el 25 de mayo de 1810, cuando se estaba por deliberar, cuando los chisperos (como también se los conocía) repartieron cintas rojas entre las personas que estaban apostadas en la plaza frente al Cabildo. Así, en caso de entrar en acción, podrían identificarse entre ellos y los civiles y quienes defendieran el status quo del virreinato.

La marca de la cinta roja en el pecho fue la usada por la primera milicia formada, no era oficial pero a la Primera Junta le servía. Fue durante la campaña de Belgrano donde era necesario diferenciar las tropas revolucionarias de las realistas. Hay que recordar que los uniformes eran precarios y algunos fueron apropiados del ejercito español, lo que en combate provocaría confusión.

Además Belgrano sabía que usar un distintivo no sólo era práctico en la batalla sino también para encausar a sus tropas a través de un símbolo común, con ello generaría la sensación de pertenencia a sus soldados.

Así el 13 de febrero de 1812 Manuel Belgrano enviaba a Buenos Aires una solicitud para instaurar el uso de una escarapela oficial.

Transcripción del Oficio del Coronel Manuel Belgrano, al Gobierno Superior Provisional de las Provincias Unidas del Río de la Plata (Primer Triunvirato), cursado el 13 de febrero de 1812, solicitando se declare el uso de la Escarapela Nacional:

«Excelentísimo Señor:

Parece que llegado el caso de que Vuestra Excelencia se sirva declarar la escarapela nacional que debemos usar, para que no se equivoque con la de nuestros enemigos, y no haya acciones que puedan sernos de perjuicio; y como por otra parte observo que hay cuerpos del Ejército que la llevan diferente, de modo que casi sea una señal de división, cuyas sombras, si es posible, deben alejarse, como Vuestra Excelencia sabe, me tomo la libertad de exigir de Vuestra Excelencia la declaratoria que antes expuse.

Dios guarde, a Vuestra Excelencia muchos años. Rosario, 13 de febrero de 1812.

Excelentísimo señor.

Manuel Belgrano.

Excelentísimo Gobierno de las Provincias del Río de la Plata»

Las correspondencias se intercambiarían y así se autoriza el 18 de febrero de 1812  el uso y reconocimiento como escarapela oficial los colores blanco y azul celeste.

«En acuerdo de hoy se ha resultado que desde esta fecha en adelante, se haya, se reconozca y se use, la Escarapela Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, declarándose por tal, la de dos colores; blanco y azul celeste, y quedando abolida la roja con que antiguamente se distinguían.

Se comunica a Vuestra Señoría para los efectos consiguientes a esta resolución.

Dios guarde, a Vuestra Excelencia muchos años. Buenos Ayres, 18 de febrero de 1812.

Feliciano Antonio Chiclana
Manuel Sarratea
Juan José Paso
Bernardino Rivadavia.

Al Jefe del Estado Mayor»

 

Si llegaste hasta aquí es porque te gusta nuestro contenido. Contamos con tu apoyo a través de un comentario, que nos sigas en nuestras redes, una republicación en tu muro de Facebook o Instragram, una recomendación a tus amigxs. ¡Gracias!
Para conocer más recomendamos:
Día de la Escarapela – Artículo del portal Dirección General de Escuelas
Aniversario de la creación de la Escarapela Nacional a solicitud de Manuel Belgrano – Artículo del portal del Instituto Nacional Sanmartiniano
Día de la Escarapela – Artículo del portal de Argentina.gob.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *