Home>ESPACIO DOCENTE>NOTAS ESPECIALES>CHACO Y CORRIENTES, UNIDAS POR EL TIEMPO
NOTAS ESPECIALES UN DÍA COMO HOY

CHACO Y CORRIENTES, UNIDAS POR EL TIEMPO

Se cumplen 46 años de la inauguración del puente interprovincial General Manuel Belgrano que conecta las capitales de Corrientes y Chaco. Una construcción que marcó el desarrollo de estas provincias y conectó a Corrientes al resto del país.

LA PREHISTORIA

Aunque tengan culturas y tradiciones muy diferentes, las capitales de Chaco y Corrientes están unidas por una larga relación. Desde las primeras décadas del siglo XX, los pobladores de ambas orillas iniciaron un proceso de integración que continúa hasta la actualidad, sin embargo hasta la construcción del puente General Belgrano la comunicación
era dificultosa. Hasta 1973 – año de inauguración del viaducto – quienes debían cruzar el río Paraná debían hacerlo a través de “La Balsa” o la embarcación conocida popularmente como “El vaporcito”. Largas esperas, correntosos
viajes y límites en la infraestructura definieron la necesidad de construir un puente que uniera ambas provincias, y que anule el virtual aislamiento en el que vivían Corrientes y Misiones, respecto del resto del país.

EL PROYECTO

Con la apertura de la Universidad Nacional del Nordeste y el fluido intercambio comercial entre ambas provincias se
hizo indispensable la construcción de un puente. Lo reclamaban las asociaciones empresariales e industriales de ambos territorios y fue en la década del 60’ que se tomó la decisión, bajo el Gobierno desarrollista de Arturo Frondizi. El objetivo perseguido era el de fortalecer las economías regionales y a la vez romper el aislamiento de la región Mesopotámica.

LA CONSTRUCCIÓN

El obra se inició en enero de 1968, a cargo del arquitecto Jean Courbon, un francés especialista en trabajos de hormigón prensado cuya trayectoria incluyó puentes en Europa y Centroamérica. El contratista debía cumplir con uno de los principales puntos que había sido instituido en la licitación: trabajar con la mayor cantidad posible de mano de obra y materiales regionales.
Sin embargo la mayoría de los ingenieros y de los técnicos eran italianos y porteños. En el plazo de siete años, unas 700 personas trabajaron en la obra que consistía en un puente de hormigón prensando suspendido mediante tensores, con vigas prefabricadas y dos velas. La ingeniería incluyó la edificación de 24 pilotes de 30 metros con
casi dos metros de diámetro.

TRAGEDIA

Casi al finalizar la construcción, unas 11 personas fallecieron en la mayor tragedia durante la obra. Según recuerdan los memoriosos, la gran mayoría eran obreros que – alertados por la sirena del almuerzo – sobre exigieron a un ascensor monta cargas que se desplomó desde más de 30 metros de altura provocando la muerte de todos sus ocupantes. La décimo segunda muerte, fue la de un técnico italiano que falleció electrocutado al caer la prueba de carga.

INAUGURACIÓN

Superada la tragedia, los plazos previstos y el presupuesto establecido, la obra llegó a su fin. Su inauguración se llevó a cabo el 10 de mayo de 1973 durante la presidencia de Alejando Lanusse. El acto fue emotivo y desconcertante. Había largas filas de automóviles esperando el corte de cinta y así poder transitar sobre el viaducto a una altura de 30 metros. Era una vista inédita.

La apertura de este camino marcó un hito en la integración de la Provincia de Corrientes y de la Mesopotamia en su conjunto con el resto del territorio nacional. Es que posibilitó una interacción mucho más fluida entre el Gran Resistencia y el Gran Corrientes, permitiendo que miles de trabajadores y estudiantes vivan en una provincia y tengan sus actividades diarias en la otra.

Según algunos autores esto convierte a Resistencia – Corrientes en un espacio urbano integrado de alrededor de 700.000 habitantes, conformando lo que sería la 6ª metrópoli de la Argentina, o la séptima si se considera idéntica situación a la dupla Gran Santa Fe – Gran Paraná

FUENTE: Revista el Canillita 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *