Home>HISTORIAS Y MITOS>RELATOS FANTÁSTICOS>Corrientes: Encuentro del tercer tipo
RELATOS FANTÁSTICOS

Corrientes: Encuentro del tercer tipo

Un hecho que conmocionó la vida de un vecino de la ciudad de Saladas, provincia de Corrientes. A  partir de su relato aseguran que empezaron a aparecer más declaraciones que afirman la actividad de OVNIs en la zona.

El miedo al ridículo, la vergüenza, que nos crean locos, muchas veces nos hace callar. Pero creer que estamos solos en el Universo, pensar que no existe algo más allá de nuestra comprensión, es un tanto pobre si nos ponemos a relativizar nuestra presencia en la Vía Láctea, nuestro tamaño con respecto a los cúmulos de galaxias. ¿Tanto espacio sin otra vida que la nuestra?

Gregorio, un vecino de la localidad de Saladas, presenció algo que ni él mismo puede explicar en sus propias palabras. El miedo que vivió se mezcla con su propio escepticismo. En una entrevista a Radio Sudamericana, Gregorio cuenta que los seres que vio no se parecen nada a la imagen que la mayoría tiene de los extraterrestres, la clásica fisionomía de pequeños seres grises con cara triangular, de ojos almendrados…

Sonidos del cielo

Gregorio tiene 40 años, vive en Saladas, provincia de Corrientes, una localidad donde el trabajo de campo hace que muchos vecinos madruguen para llegar a cumplir sus tareas. Parecía una noche normal donde el saladeño se preparaba para salir de su casa. El alba ilumina más temprano en noviembre pero las luces son tenues y la luz de la luna se hace sentir en esa noche estrellada.

Dentro de su casa Gregorio sintió unos ruidos que provenían de afuera, él los relacionó a los truenos que anuncian la tormenta. La lógica entra en acción y nos empuja a correr al patio a levantar la ropa que dejamos a secar el día anterior, el impulso fue natural, lo que este hombre encontró no lo fue tanto.

En un tono nervioso se puede escuchar a Gregorio describir que la noche se iluminó cuando vio una nave sobre el patio de su casa. Mientras intentaba asimilar la escena que tenía sobre su cabeza, de repente, un grupo de seres bajaron de este objeto volador con forma de platillo.

Entre la lógica y lo inexplicable

¿Cómo reaccionar ante tal despliegue de luz, de ruido, de presencias, de esa espectacularidad que rompe lo cotidiano? La lógica nos dice que al liberarse tanta adrenalina pueden pasar tres cosas: huir, luchar o paralizarse…

Fue un instante donde el miedo cubrió el cuerpo de Gregorio, quizo correr y escaparse pasando por debajo del parral pero lo acorralaron. Después de sentirse rodeado no pudo moverse, ni siquiera gritar por ayuda, solamente se paralizó sin saber que hacer. Según la escala de Hynek, astrofísico, profesor y ufólogo estadounidense, se trató de un encuentro cercano del tercer tipo, donde una persona es capaz de ver e incluso interactuar con seres animados.

El hombre aún no sabe explicar como fue, pero escuchó una voz que le pidió que no tenga miedo, que le afirmaba que no lo iban a tocar. Esta proclama venía de un grupo de aproximadamente 20 seres, quienes también afirmaban que estaban en una búsqueda.

“Eran como nosotros, pero tienen toda la cara quemada, no es como los otros…”, cuenta Gregorio en referencia a la imagen que el colectivo tiene de los seres de otros planetas. Además él agrega que sus caras no podían distinguirse entre las luces de la nave y la que ellos mismos emitían.

Van a volver

El relato continúa y los detalles se ven de a poco, este grupo de seres tenían unos extraños aparatos en sus manos, artilugios que apuntaban sobre el suelo. Ese gesto lo repitieron a lo largo y ancho de su patio, buscando algo que Gregorio, ni nadie, sabe que es.

Los hermanos de Gregorio se alarmaron cuando este entró zozollando a la casa, pálido y sin poder hablar fluidamente. Anabela, su hermana, también tuvo contacto con los medios locales. Ella fue quien llevó a Gregorio al médico debido al shock en el que se encontraba, pero en el hospital al no encontrar heridas ni secuelas físicas, le dieron el alta. También se buscó la ayuda de un cura de la ciudad, pues el saladeño no podía encontrar paz, ni una explicación razonable a lo que vivió. Hasta el momento de la entrevista Anabela afirma que su hermano no puede dormir.

Antes de dar por finalizada la entrevista, Anabela cuenta lo que los seres le dijeron a Gregorio “que iban a volver, cuando iban a volver no sé, espero estemos preparados para ese entonces”

Roswell correntino

Fabian Moreira es un periodista de la localidad de Saladas, el fue entrevistado por Radio Nacional cuando la noticia que él publico empezó a viralizarse en redes sociales. Moreira cuenta como el escepticismo y la creencia conviven entre los vecinos del lugar, que incluso después de conocerse el hecho empezaron a aparecer comentarios parecidos.

Al parecer la vida en Saladas ha estado rodeada de una actividad constante de fenómenos ufológicos a lo largo del tiempo. Pero el caso de Gregorio fue el que rompió los esquemas al poder clasificarse como un encuentro del tercer tipo.

La verdad sobre la existencia de vida más allá de nuestro planeta no es una certeza como tampoco el hecho de que seamos la única civilización del Universo. Sólo el tiempo dirá que fue lo que vivió Gregorio.

Entrevista a Gregorio y Anabela – Radio Sudamericana

 

Entrevista al periodista de Saladas, Fabio Moreira – Radio Nacional

http://cdn-sp.radionacional.com.ar/wp-content/uploads/2018/11/30123112/30-11-2018-Fabio-Moreyra.mp3?_=1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *