Home>HISTORIAS Y MITOS>MUNDO CURIOSO>¿Cuál es el secreto de la esfinge de Gizeh?
MUNDO CURIOSO

¿Cuál es el secreto de la esfinge de Gizeh?

La humanidad tiene aún historias de civilizaciones antiguas que viran entre la realidad y el misterio. Los egipcios tienen un legado que todavía espera a ser descifrado.

Artículo recuperado de Diario El Litoral
Autor: Francisco Villagrán
La esfinge de Gizeh es la estatua más imponente y colosal que haya sido construida jamás en el mundo por la mano del hombre. Pero, ¿con qué herramientas se trabajó esta piedra durísima?

Es el símbolo de Egipto y está rodeada de un halo de misterio y misticismo. Según la teoría más arraigada en la comunidad científica mundial, la esfinge fue construida en el año 2.500 a. C. por el  faraón Kefrén. Pero en 1991, una serie de pruebas geológicas demostraron con certeza que fue realizada por lo menos 6.000 años antes de Cristo, es decir, unos 3.000 años antes de que comenzara la civilización egipcia.
El mundo de los egiptólogos se vio sacudido por esta noticia, aunque en realidad ya se sospechaba que la misma fue construida antes que las pirámides, sólo que no había un fundamento científico como ahora si lo había. ¿Quién la hizo y para qué? Todavía sigue siendo un misterio irresoluto.

Muchos egiptólogos creían que la cara de la esfinge representaba al faraón Kefrén, pero estudios comparativos bien realizados por expertos, demostraron que no era así.

Se cree que durante unos 3.100 años de su existencia, la esfinge estuvo cubierta por la arena del desierto hasta el cuello, e incluso por completo en algunos períodos, lo cual impidió precisar con exactitud el alcance de los efectos de la erosión en su estructura. Sin duda, la misión de la Gran Esfinge era proteger un lugar sagrado como las tumbas de los primeros faraones, que eran adorados con la categoría de dioses. Las colosales dimensiones de la esfinge son: 73 m de largo, 20 m de ancho y 14 m de alto. La cabeza fue construida en roca caliza dura, en tanto que el cuerpo fue esculpido con otra roca mas blanda y la tradición atribuye a los soldados de Napoleón Bonaparte, la destrucción de la nariz de la gran esfinge aunque otra versión da cuenta que en el Siglo XV, un fanático sufí llamado Mohamed Al Dahr, enemigo de las manifestaciones paganas, enterado de que los campesinos hacían ofrendas a la gran cabeza de la esfinge, la atacó y destruyó la nariz. Murió linchado por la muchedumbre.

Observaciones posteriores demostraron que no había coincidencia en la fecha original de construcción de la esfinge y la Gran Pirámide de Keops. Algunos investigadores especularon que el faraón Kefrén encontró la esfinge sin terminar y la completó y restauró junto con otros templos vecinos. Además, proporcionalmente la cabeza es más pequeña que el resto del cuerpo, lo cual hace pensar que Kefrén la remodeló al estilo de la época. Posteriores investigaciones descubrieron otros secretos: cinco metros por debajo de las patas delanteras de la esfinge, se abrían diversos túneles inexplorados y una amplia sala rectangular, que según los investigadores, era obra del hombre. A esto se le agrega un elemento más, cuando se recordó una profecía de Edgar Cayce, el profeta americano, quien en estado de trance habría explorado el antiguo Egipto y dijo que los supervivientes de la Atlántida, habrían emigrado a Egipto y habrían construido la Gran Pirámide y la esfinge, durante el primer siglo de su llegada.

Predicciones y anticipos

También predijo que en el siglo XXI sería descubierta una sala antigua de documentos históricos, que estaría entre las patas de la esfinge. El interior de la sala habría cobijado una biblioteca llena de libros sobre la Atlántida.

En la opinión de muchos científicos, la esfinge tiene por lo menos 12.000 años y habría sido construida mucho antes que las pirámides. A pesar de la negativa de las autoridades egipcias para no dejar realizar investigaciones científicas en torno a las pirámides y la esfinge, desde 1996 para acá, hubo un cambio de mentalidad en las autoridades y de a poco fueron permitiendo que equipos científicos de distintos países realizaran estudios en torno a la esfinge, que tantas polémicas suscitó últimamente en todo el mundo.

Los egiptólogos tradicionalistas no aceptan la “intromisión cultural” de investigadores foráneos, que sostienen que la esfinge fue construida mucho antes que las pirámides y por lo contrario, manifiestan que sus descubrimientos no tienen sustento. Pero, si es así, ¿por qué no permiten que se realicen estudios serios para comprobarlo? De cualquier manera, afirman que pronto estarán en condiciones de mostrar los fundamentos válidos al mundo científico del planeta.

En síntesis, muchos científicos afirman que la Gran Esfinge de Gizeh fue construida entre 12 a 15.000 años antes que las pirámides, a pesar de lo cual es tema polémico y materia de discusión entre los egiptólogos e historiadores, que cada tanto están presentando distintas teorías, pero ellos afirman que la esfinge fue construida unos 12.000 años antes que las pirámides, en la época que fue destruida la legendaria Atlántida, por la caída de un gran meteorito que habría impactado en la zona del Puerto Rico actual, dejando numerosos cráteres en las fosas marinas como testimonios.

Sus habitantes, los atlantes, habrían sido quienes comenzaron a construir la esfinge, que fue terminada por el faraón Kefrén, mucho tiempo después. En fin, en el campo de las hipótesis, muchas son las que pueden ser tenidas en cuenta. Lo único concreto y real es que la esfinge fue construida mucho antes que las pirámides, lo cual fue comprobado científicamente, al margen de otras hipótesis. Egipto es, hasta hoy, el país de los grandes enigmas y misterios, que resisten el paso del tiempo.

Sobre el autor:
Francisco Villagrán se dedica a los fenómenos relacionados a la Ufología y los misterios de la antiguedad. Además conduce “Misterios del Cosmos”, un programa radial. Para conocer más recomendamos ver su blog homónimo.
Misterios del Cosmos – Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *