Home>ESPACIO DOCENTE>Devoción: El Gauchito Gil
ESPACIO DOCENTE EXPRESIONES POPULARES NOTAS ESPECIALES

Devoción: El Gauchito Gil

En medio de un una Argentina convulsionada un héroe del pueblo surgió. Se ganó el favor de los correntinos más carenciados y quienes sufrían injusticias. Fue perseguido y apresado, acusado de rebelde y matrero lo asesinan sin juicio. Su nombre se transformó en leyenda y sus favores trascendieron su propia muerte.

La muerte no es el fin

Era 8 de enero de 1871, un traslado de los más rutinario. Un matrero y justiciero por mano propia que había sido encarcelado para su juicio en Goya. Temprano por la mañana la diligencia partió desde Mercedes donde la justicia lo tenía detenido, su juicio iba a ser hecho apenas llegaran. Un traslado de lo más común pero el detenido no era cualquier persona y quienes lo trasladaban, tampoco.

Antonio Mamerto Gil Núñez, la historia lo renombraría solo como «Gauchito Gil», era llevado a su enjuiciamiento en Goya desde Mercedes, todo parecía normal pero en un cruce de caminos, a cuatro leguas de las tierras mercedeñas, la diligencia se detuvo. El coronel Juan de la Cruz Salazar, para quien Antonio había luchado en el ejército anteriormente, era quien lo trasladaba y también quien decidió detenerse en aquel sitio.

En ese mismo lugar Antonio fue colgado de un árbol, boca abajo atado por los pies, y degollado con su propio cuchillo. Los testigos, soldados que acompañaban a Salazar, aseguran que las últimas palabras del gaucho marcaron el inicio de la leyenda:

 “Vos me estas por degollar-le dijo a su verdugo- pero cuando llegues esta noche a Mercedes te van a informar que tu hijo se está muriendo de mala enfermedad. Como vas a derramar sangre inocente, invocame para que se cure, porque la sangre del inocente suele servir para hacer milagros”.

Algunos afirman que Gil murió por la mano de Zalazar pero el escritor y periodista Pedro Jorge Solans  en su libro «Los milagros del Gauchito Gil», realizó entrevistas donde pudo rescatar una versión distinta de los hechos alrededor de la muerte del Gauchito Gil.

CREO EN TI. Los promesantes se lo tatúan como símbolo de protección (Fuente: La Voz)

La historia detrás de la leyenda

Antonio Mamerto Gil Nuñez nació un 6 de enero de 1845, quien fue criado bajo los presceptos de los antiguos guaraníes, quienes respetaban la naturaleza y entorno. Solans nos cuenta como siendo aún un niño Antonio salva a su madre y hermanos pequeños de una muerte segura. Estas acciones de arroje y valentía son las que forman el caracter de un adolescente que se uniría al ejercito bajo el mando de Juan de la Cruz Salazar.

Cuando se desata la Guerra de la Triple Alianza, Salazar resuelve unirse a las ordenes de Bartolomé Mitre. Así fue que Antonio va a una guerra a la que no encontraba sentido. En este contexto de ebullición tanto nacional como internacional, Gil decide desertar junto a unos amigos y compañeros de armas. En «los milagros del Gauchito Gil» se nos revela las razones que marcaron el principio de la leyenda del gaucho en Corrientes.

Al desertar del ejército su jefe, Zalazar, lo acusa de traidor, cobarde y matrero. En aquella época que a alguien lo declarasen matrero era una conjunción de varias cosas. Una persona de esta categoría se destacaba por estar en constante persecusión de la justicia, ya que era acusado de algún crimen. Además al vivir siempre en movimiento, eran conocidos por cuatreros, ya que mataban o robaban ganado para poder sobrevivir en su viaje.

Pero más allá de esa condición impuesta por la justicia, Antonio Gil supo ganarse el favor del pueblo. Luego que huyó de la guerra y volvió a Corrientes junto a sus amigos, encontró que la vida de los pobladores era injusta, vio el sufrimiento de los pobres y las fechorias del propio ejército. Es entonces donde el perfil justiciero nace, transformandose en un «Robin Hood» del litoral.

Incluso se cuenta que podía curar y encantar a las personas. En vida su nombre trascendía cada vez más y la gente hacía el boca a boca sobre un hombre que defendía al pueblo. En su libro, Solans nos acerca relatos y entrevistas sobre los favores o milagros que se realizaron en nombre del Gauchito Gil. Un trabajo que significa ahondarse aún más en la figura del gauchito y perspectiva única sobre los milagros de esta leyenda.

El santo que hace podio

En un trabajo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina se realizo, durante agosto y septiembre de 2019, un estudio denominado “Segunda Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes Religiosas en Argentina”. Esta labor tiene por objetivo visibilizar, en forma de ranking, cuales son las creencias de la mayoría de los argentinos.

Lo sorprendente de esto es que la leyenda e influencia del Gauchito Gil ha sabido traspasar las fronteras correntinas. Los transportistas, camioneros y choferes son quienes más se encomiendan a su nombre, lo cual explica la existencia de cientos de ermitas con su figura en todas las rutas argentinas.

Lo mismo sucede con personas de a pie, quienes encuentran en el Gauchito Gil una figura de protección y favor. Los fieles que se dan cita para homenajearlo promediaron las 200.000 personas tan solo en Mercedes durante 2019. Es que a cada favor recibido por el Gaucho corresponde cumplir una promesa. Muchos de los devotos, como agradecimiento prometen ir a bailar chamamé o compartir un asado y un vino frente a su tumba. Otros se proponer realizar actos solidarios en honor al Gaucho, como forma de emular sus prácticas.

A lo largo de los miles de kilómetros de rutas que recorren el sur de Latinoamérica, se ven mini santuarios del Gauchito. (Fuente: Radio Dos)

Los Milagros

Alrededor del árbol donde lo ejecutaron, se comenzaron a atar cintas rojas, encender velas y se emplazó un pequeño altar por los pobladores que nunca vieron una amenaza en la figura del Gauchito Gil. Con el tiempo la historia de su muerte empezó a difundirse y algunos pidieron ayuda a nombre del gaucho. Así quienes encontraron respuesta y resultado favorable corrieron la voz, las visitas al lugar de su muerte aumentaron y se erigió un templo.

Pedro Jorge Solans investigó y recopilo entre pobladores de corrientes historias sobre sus milagros. Entrevistas que muestran una faceta que aunque están llenas de esperanza no son suficiente prueba aún para la Iglesia Católica, entidad que no lo reconoce como «venerable» y por ende no considera por el momento su canonización.

Solans reconoce que:

«el Gauchito Gil se mostró en la tierra, en un tiempo y en una geografía específica, donde enalteció las virtudes humanas. No es protagonista de una leyenda que no nos pertenece, es un santo que se santificó entre nosotros, que demostró la grandeza de la humanidad, y fue sencillo, gaucho y emblema de la cultura guaranga»

El libro «Los milagros del Gauchito Gil» lo pueden obtener con sólo pedirselo a su canillita amigo o a través de un mensaje privado a nuestro perfil de FacebookEl costo del libro es de $100, si deciden encargarlo por nuestro perfil, se lo enviamos a su domicilio sin costo alguno.

 

Para conocer más recomendamos:
Al Gauchito Gil lo mató la policía – Artículo del portal Emergentes
Gauchito Gil: santo patrón de las banquinas – Artículo del portal La Voz
Diccionario de la cultura gaucha: «matrero»
El «santo» de Corrientes: La ciencia afirmó que el Gauchito Gil es una las creencias más populares de Argentina – Artículo del portal Radio Dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *