Home>UN DÍA COMO HOY>Día mundial de la zoonosis
UN DÍA COMO HOY

Día mundial de la zoonosis

Fue el 6 de julio de 1885 que el científico Louis Pasteur aplicó la primera de las 14 vacunas a José Meister, de 9 años de edad, para prevenir la enfermedad de la rabia.

No hay que olvidar los constantes peligros de las enfermedades zoonóticas, ya que el 60% de las enfermedades humanas conocidas se comparten entre animales y personas.

Las zoonosis son enfermedades que se transmiten de los animales al hombre en forma directa o indirecta, mediante los diversos vectores que existen en la naturaleza y que conviven en los reservorios naturales porque son parte del equilibrio de los ecosistemas.

En la actualidad, con los cambios climáticos que ocurren, el peligro se acentúa. Estas enfermedades afectan la salud, el bienestar y la economía de la humanidad, ya sea en lugares muy alejados como son las zonas selváticas, montañosas o de difícil acceso, en donde las condiciones de vida son propicias para la persistencia de estas enfermedades, así como en los barrios menos favorecidos de las grandes urbes. También en las ciudades con crecimiento desordenado, especialmente en los países en desarrollo por los inexistentes o escasos servicios básicos.

Los ecosistemas cada día se modifican y constituyen hábitats de nuevos vectores. Debemos mantener un equilibrio saludable entre los animales silvestres, los de compañía y de producción para evitar los brotes de las enfermedades zoonóticas emergentes, re emergentes o exóticas.

Hace 252 años que en la ciudad de Lyon, Francia, mediante un decreto del 4 de Agosto de 1761 se crea la primera escuela oficial de Medicina Veterinaria. La misma estuvo dirigida por su mentor, el Abogado y caballista Claudio Bourgelat (1.712-1.779).

La Medicina Veterinaria, por su característica humanística, ha puesto mucho énfasis en la vigilancia, prevención, control y monitoreo de las enfermedades zoonóticas, por lo que permanentemente realiza: estudios epidemiológicos, investigaciones de los ecosistemas que son hábitat de los reservorios naturales, controles del comportamiento de los vectores que las transmiten, monitoreo de las mutaciones y adaptaciones de las nuevas cepas de los agentes etiológicos que surgen por los cruzamientos, vigilancia de los cambios climáticos que modifican los ciclos de transmisión y la presentación de brotes ocasionados por la gran dispersión de los agentes y vectores. Para ello tiene que inventar, adaptar y adoptar nuevos métodos, tácticas y técnicas de investigación, siendo indispensable y con certeza tener amplios conocimientos de los factores eco-bio-sociales que contribuyen a la presentación de los nuevos brotes y/o a su persistencia.

El Veterinario en su diario trabajo de precautelar la salud y bienestar de las mascotas, del medio ambiente, de los que nos proporcionan alimento, del proceso de faenamiento, almacenamiento y manipulación para mantener su calidad e inocuidad también está vigilante de la salud de la humanidad para evitar la presentación de los brotes de enfermedades zoonósicas que, muchas de ellas son detectadas tardíamente dejando discapacidad en quienes las han padecido.

Hay que continuar con la noble misión aplicando nuevos conocimientos, novedosas técnicas en los sistemas de producción y productividad para el sostenimiento de la seguridad alimentaria, así como creando y aplicando nuevos métodos de diagnósticos para detectar tempranamente los brotes de las diferentes enfermedades zoonóticas que permitirá proteger la salud y el bienestar de la humanidad, por lo que, orgullosamente decimos “Veterinaria es vida”.

 

Fuente: https://goo.gl/kyQHzm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *