Home>UN DÍA COMO HOY>Día Nacional de la Masonería
UN DÍA COMO HOY

Día Nacional de la Masonería

Argentina supo tener personajes históricos que se declararon públicamente afiliados a la masonería como ser José de San Martín o Sarmiento. Pero, ¿en que momento se fundó la Gran Logia en nuestro país?

Antes que nada

La masonería es una sociedad filantrópica, filosófica y progresista, cuyos objetivos son  la exaltación y el perfeccionamiento de las más elevadas virtudes humanas. Siempre se ha señalado que se trata de una sociedad secreta de ámbito internacional y estructura jerárquica basada en la fraternidad entre sus miembros.

Es filantrópica porque practica el altruismo, desea el bienestar de todos los seres humanos y no está inspirada en la búsqueda de lucros personales de ninguna clase. Sus esfuerzos y sus recursos están dedicados al progreso y felicidad de la especie humana, sin distinción de nacionalidad, razas, sexo ni religión, para lo cual tiende a la elevación de los espíritus y a la tranquilidad de las conciencias.

Es Filosófica porque orienta al hombre hacia la investigación racional de las leyes de la Naturaleza.

Y es progresista porque enseña y practica la solidaridad humana y la absoluta libertad de conciencia. La Masonería tiene por objeto la búsqueda de la verdad, desechando el fanatismo.

Masonería en Argentina

La masonería argentina tuvo su origen en la constitución de la Gran Logia el 11 de diciembre de 1857, hace exactamente 162 años. En una lucha de intereses entre los masones unitarios de la época, agrupados bajo el ala de Miguel Valencia, y los federales, influenciados por José Roque Pérez, terminó prevaleciendo esta última fuerza a base de consenso y liderazgo.

José Roque Pérez fue un destacado hombre público que había nacido en Córdoba el 15 de agosto de 1815 y falleció por la fiebre amarilla durante la epidemia de 1871.

Se graduó en Derecho en 1836, y se desempeñó como Defensor de Pobres en lo Civil y Censor en la Academia de Jurisprudencia hasta que Juan Manuel de Rosas dispuso su traslado al servicio de las armas bajo acusación de contar con vinculaciones políticas incompatibles con el gobierno.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Arana, lo designó entonces oficial de ese ministerio. Después de Caseros, pasó a ocupar el cargo de Censor 1° de la Academia, ascendido de inmediato a Oficial Mayor.

En 1852, Vicente Fidel López  lo nombró Canciller, pero como simpatizante de Urquiza se exilió en Montevideo durante un mes.

El doctor José Roque Pérez se especializó en Derecho Penal. Fue Juez de primera instancia en lo criminal, profesor de Derecho Natural y de Gentes (UBA) y redactor  de un Código Penal para esos años.

El 11 de diciembre de 1857 fundó la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones con la unión de las logias de Buenos Aires y del Interior, fue elegido Gran Maestre en dos oportunidades (1857/61, y 1864/67). Más tarde, también fundó el Supremo Consejo del Grado 33° para la República Argentina del que fue su primer Gran Comendador.

En el ámbito público, José Roque Pérez fue convencional a la Asamblea Constituyente para reformar la Constitución (1860); seis años después integró el Consejo de Instrucción Pública. Fue también director del Banco de la Provincia de Buenos Aires, presidente de la Municipalidad de Buenos Aires y en 1870 asumió la dirección de la Academia de Jurisprudencia.

En 1871 se desató una epidemia de fiebre amarilla en Buenos Aires. Numerosos habitantes se trasladaron hacia el norte de la ciudad, pero Roque Pérez decidió quedarse en el sur para colaborar con las personas de menores recursos imposibilitadas de mudarse a lugares de riesgo más acotado. Fue electo presidente de la Comisión Popular encargada de  ayudar a la normalización de la situación.

Falleció el 26 de marzo de 1871 contagiado de  fiebre amarilla.

Para conocer más recomendamos:
Es el Día de la Masonería en la Argentina – Artículo del portal Canal Nueve
Sabiduría, filosofía y fraternidad: ¿por qué se celebra hoy el Día del Masón? – Artículo del portal 0221

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *