Home>RECOMENDADOS>El argentino Adolfo Pérez Esquivel obtiene el Premio Nobel de la Paz
RECOMENDADOS UN DÍA COMO HOY

El argentino Adolfo Pérez Esquivel obtiene el Premio Nobel de la Paz

Militante a favor de la autodeterminación de los pueblos, los derechos humanos y activista presente en diferentes causas a favor del bien común. Conozcan la historia del Nobel de la Paz que también pregunta “¿Donde está Santiago Maldonado?”.

Esquivel nació el 26 de noviembre de 1931 en Defensa y Humberto Primo, pleno corazón del barrio San Telmo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C.A.B.A.). Su padre, Cándido Pérez, era inmigrante español que trabajaba de pescador en su Pontevedra natal. Su madre Mercedes Esquivel, hija de una india guaraní, murió cuando él era todavía una criatura.

Al no poder mantener reunida a la familia, su padre decidió buscar ubicación para sus cuatro hijos. Buena parte de su infancia la vivió como pupilo en el Patronato Español de Colegiales (C.A.B.A.) cuando su padre se volvió a España. Ahí comenzó su amor hacia la escultura y donde  aprendió  a tallar la madera. También vivió un tiempo con su abuela Eugenia, que hablaba guaraní pero casi nada de castellano, en Haedo, Provincia de Buenos Aires. De ella aprendió mucho sobre la historia y la sabiduría de los Pueblos Oroginarios. Luego volvió a reunirse con su familia y todos se fueron a vivir a una casa del  barrio de San Telmo donde culminó el tramo fundamental de su educación primaria con los Franciscanos, en el colegio que la orden regenteaba en Defensa y Moreno (C.A.B.A.).

 

El Activista

En los años sesenta comienza un trabajo con organizaciones y movimientos latinoamericanos cristianos de base . Posteriormente participa de los movimientos de no-violencia y en 1973 publica el periódico Paz y Justicia para difundir esa filosofía y continúa en la organización de grupos de base con sectores populares.

La violencia desatada en todo el continente latinoamericano y las graves violaciones de los derechos humanos, lo llevan a asumir compromisos y responsabilidades con los grupos y movimientos cristianos en el continente.

En 1974, en Medellín, Colombia,  se lo designa coordinador general del Servicio Paz y Justicia para América Latina, compuesto por grupos y movimientos que trabajan por la liberación por medios no-violentos. Estos grupos, integrados ecuménicamente por religiosos, laicos, campesinos, indígenas, sectores populares, organizaciones de base, intelectuales, preocupados por la situación de sus países, buscan articular acciones y políticas comunes frente a la violencia y opresión, generando alternativas y respuestas dentro de los espacios cada vez más restringidos y reprimidos de la sociedad. En la mayoría de los países latinoamericanos se imponen las dictaduras militares y el delito del secuestro y desaparición forzada de personas es cada día mayor.

En 1975, Adolfo Perez Esquivel es detenido y encarcelado por la policía militar de Brasil, en el aeropuerto de San Pablo, junto a la Dra. Hildegard Goss-Mayr, del Movimiento Internacional de la Reconciliación. Y también es encarcelado en 1976 en Ecuador junto con obispos latinoamericanos y estadounidenses.

Con el golpe de estado militar de Jorge Rafael Videla en Argentina, en 1976, y con la represión sistemática posterior, contribuyó a la formación y financiación de los enlaces entre organizaciones populares para defender los Derechos Humanos y apoyar a los familiares de las víctimas de la Dictadura. El “Servicio de Paz y Justicia”, que él co-fundó, evolucionó en este contexto y sirvió como instrumento para la defensa de los derechos humanos promocionando una campaña internacional para denunciar las atrocidades cometidas por el régimen militar. En el año 1975 contribuye a fundar La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos. Posteriormente colaborará en la constitución de organismos de derechos humanos de familiares de las víctimas de la represión como fueron Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo, y Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas.

En agosto de 1977,  es detenido en Buenos Aires, en el Departamento Central de la Policía Federal. Es encarcelado y torturado, sin proceso judicial alguno y puesto a disposición del Poder Ejecutivo. Permanece en prisión 14 meses y en libertad vigilada otros 14 meses. Durante su prisión recibe el Memorial de la Paz “Juan XXIII”, otorgado por Pax Christi Internacional, entre otros reconocimientos internacionales.

La violenta represión, secuestros y asesinatos que llevaron a cabo las dictaduras de Paraguay, Uruguay, Brasil, Bolivia, Chile y Argentina, junto al accionar de grupos para- policiales y para –militares, generaban un estado de angustia y de indefensión en los pueblos, al igual que en otros países del continente.

En 1980 se le entrega el Premio Nobel de la Paz, por su trabajo en defensa de los Derechos Humanos. Al recibir esta distinción declara que no lo recibe a título personal sino “…en nombre de los pueblos de América Latina, y de manera muy particular de mis hermanos los más pobres y pequeños, porque son ellos los más amados por Dios; en nombre de ellos, mis hermanos indígenas, los campesinos, los obreros, los jóvenes, los miles de religiosos y hombres de buena voluntad que renunciando a sus privilegios comparten la vida y camino de los pobres y luchan por construir una nueva sociedad”.

21 de Diciembre de 2010. Los tres querellantes Vaca Narvaja, Pérez Esquivel y Martinez, en el juicio al dictador Jorge Rafael Videla y 15 represores más.

Actualmente es presidente del Consejo Honorario del Servicio Paz y Justicia en América Latina, presidente ejecutivo del Servicio Paz y Justicia Argentina, de la Comisión Provincial por la Memoria de Buenos Aires, de la Liga Internacional por los Derechos y la Liberación de los Pueblos, de la Academia Internacional de Ciencias Ambientales, de la Fundación Universitat Internacional de la Pau de San Cugat del Vallés (Barcelona) y del Consejo Académico de la Universidad de Namur, Bélgica. También es miembro del Tribunal Permanente de los Pueblos, del Comité de Honor de la Coordinación internacional para el Decenio de la no-violencia y de la paz, del Jurado Internacional del Premio de Derechos Humanos de Nuremberg, del jurado del Premio de Fomento para la Paz “Felix Houphouet Boigny” de la UNESCO, del programa de educación internacional “Peacejam”, del Consejo Mundial Proyecto José Martí de Solidaridad Mundial, del Consejo Asesor del Canal Telesur y parte del Consejo Directivo del Instituto Espacio para la Memoria (IEM).

Una poderosa voz que también pregunta

La realidad argentina es otra vez opacada por los recuerdos de la peor época de nuestra historia colectiva. Esta vez se sintetiza en un solo nombre: Santiago Maldonado. Su desaparición tras un operativo de Gendarmería Nacional convocó a cientos de activistas por los derechos humanos y defensores de los pueblos originarios. Entre esas voces que se pronunciaron y se hicieron presentes desde el primer momento, se encuentra la de Esquivel.

Sus declaraciones y el apoyo a la familia y los amigos de Santiago que buscan sin cesar desde el 1° de Agosto, se han hecho sentir con mucha fuerza. Es que Esquivel como instituciones como la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH), dependiente de la la Organización de Estados Americanos (OEA), reclaman al estado nacional que se haga cargo del caso con todas las herramientas que disponga y responsabilizan directamente a las fuerzas de seguridad nacional por la desaparición forzada y encubrimiento.

Así mismo, la carátula que atiende el caso de Santiago Maldonado tomó el rótulo de “desaparición forzada de persona”, además cabe señalar que la INTERPOL también se hace eco de la situación e incluyó a Maldonado en sus bases de datos de personas buscadas alrededor del mundo.

Para conocer más:
Adolfo Esquivel – Sitio Oficial
Adolfo Esquivel – Wikipedia
La Nación – Adolfo Pérez Esquivel acusó al juez Guido Otranto de ceder ante presiones políticas
La Nación – Adolfo Pérez Esquivel responsabilizó al Estado por la desaparición de Santiago Maldonado
Santiago Maldonado – Sitio Oficial
Perfíl – Pérez Esquivel sobre Maldonado: “El Estado es el responsable directo de su desaparición”
TELAM – Pérez Esquivel rechazó la visita de Netanyahu a la Argentina
OEA – Página Oficial – CIDH otorga medida de protección a favor de Santiago Maldonado en Argentina
Página 12 – La CIDH reclama por la persecución a los mapuches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *