Home>UN DÍA COMO HOY>El asesinato que inició la 1ª Guerra Mundial
UN DÍA COMO HOY

El asesinato que inició la 1ª Guerra Mundial

El 28 de junio de 1914 comienza la Primera Guerra Mundial con el asesinato en Sarajevo del archiduque de Austria, príncipe imperial de Austria, príncipe real de Hungría y Bohemia Francisco Fernando y hasta su muerte, el heredero al trono austrohúngaro.

Su asesinato en Sarajevo precipitó la declaración de guerra de Austria contra Serbia que desencadenó la Primera Guerra Mundial. Vale destacar que un 28 de junio de 1919 se firma el Tratado de Versalles que pone fin a la Primera Guerra Mundial.

El 28 de junio de 1914, aproximadamente a las 11 de la mañana, Francisco Fernando y su esposa fueron asesinados en Sarajevo, capital de la provincia austro-húngara de Bosnia-Herzegovina, por Gavrilo Princip, extremista serbio y uno de los varios asesinos controlados por Mano Negra, grupo terrorista serbio. El acontecimiento, conocido como el Atentado de Sarajevo, fue uno de los desencadenantes de la Primera Guerra Mundial.

Francisco Fernando estaba en una visita oficial en Bosnia. Era llevado en un automóvil para conocer la ciudad de Sarajevo. Hubo muchos intentos fallidos de dispararle por diferentes motivos. Inesperadamente, una bomba es arrojada por uno de los integrantes del grupo extremista, quien se toma una píldora con cianuro y se tira al río. Fernando, al ver la bomba, la arroja inmediatamente hacia atrás y al explotar causa heridos. Precipitadamente, lo llevan al ayuntamiento de la ciudad. Suspende las reuniones oficiales y exige ser llevado al hospital donde se encontraban los heridos. Después de muchas maniobras, el chófer que conducía el automóvil se pierde. Casualmente, uno de los integrantes del grupo extremista llamado Gavrilo Princip, que estaba en un café, lo ve; el automóvil al estar perdido retrocede y Princip se encontraba a escasos metros de Francisco Fernando. Saca su arma y dispara dos veces. Una bala hiere directamente a Francisco Fernando y la otra rebota hiriendo a Sofía, su esposa, la cual estaba embarazada. Ambos mueren después de unos 20 minutos.

Es muy poco conocida su costumbre de llevar la ropa siempre impecablemente planchada y abotonada; hasta tal punto llevó este gusto por la pulcritud que se hacía coser la ropa durante los desfiles o paradas militares, para evitar que las solapas se abrieran con el viento. El día del atentado, el hecho de llevar la casaca cosida impidió que se le pudiese socorrer a tiempo, tapándole la herida de bala o deteniendo el flujo de sangre con un simple pañuelo, lo que originó una hemorragia abundante y la consiguiente muerte.

Inmediatamente encuentran a Princip y lo arrestan, al igual que a su compañero, ya que las ampollas de supuesto cianuro que les habrían entregado podrían no contenerlo o haberse estropeado.

Francisco Fernando fue enterrado con su esposa Sofía en el panteón de familia del Palacio de Artstetten, en la Baja Austria. Princip, el asesino, murió en la cárcel el 28 de abril de 1918 a los 23 años de edad a causa de tuberculosis. Al jefe de su organización se le condenó a la pena de muerte, pero no a Princip por ser menor de edad.

Vale destacar que la Primera Guerra Mundial (1914 – 1919) fue un conflicto bélico global centrado en Europa que comenzó en el verano de 1914. La lucha terminó a finales del año 1918. Este conflicto involucró a todas las grandes potencias del mundo, se reunieron en dos alianzas opuestas: los Aliados (en torno a la Triple Entente) y los Imperios Centrales.

En la Primera Guerra Mundial, más de 70 millones de efectivos militares, incluidos 60 millones de europeos, se movilizaron en una de las mayores guerras de la historia. Más de 9 millones de combatientes perdieron la vida, debido en gran parte a los grandes avances tecnológicos en potencia de fuego. Es el segundo conflicto más mortífero de la historia, solo superado por la Segunda Guerra Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *