Home>UN DÍA COMO HOY>El Graf Zeppelin Vuela Sobre Buenos Aires
UN DÍA COMO HOY

El Graf Zeppelin Vuela Sobre Buenos Aires

El Graf Zeppelin había prolongado su habitual viaje de Friedeshafen (Alemania) a Río de Janeiro (Brasil), y en las primeras horas de aquella fría mañana del sábado 30 de junio de 1934, sobrevolaba el estuario del Río de la Plata. Pronto llegó a Buenos Aires.


La baja temperatura no impidió a muchos porteños ir a las calles y espacios libres para ver la majestuosa silueta del dirigible que sobrevolaba la línea costera del Río de la Plata.

El coronel Angel María Zuloaga, Director General de Aeronáutica había resuelto que siete aviones militares de la base de El Palomar debían escoltarlo a una distancia prudencial “no menor de mil metros”.

Para retribuir esta atención el Dr. Hugo Eckener, a cuyo cargo estaba el LZ-127 Graf Zeppelin, decide sobrevolar la base de El Palomar antes de su aproximación final a Campo de Mayo.

La noticia de su arribo, produjo un masivo desplazamiento hacia el lugar elegido para el descenso. El Graf Zeppelin puso proa hacia Campo de Mayo y a las 8:50, tras realizar varios pasajes a baja altura para comprobar la dirección y velocidad del viento en superficie.

Tras una hora de permanencia en suelo argentino comenzaron las maniobras de partida; cuando ésta se concretó el público volvió a aplaudir en espontáneo gesto. Mientras tanto muchos porteños aún pugnaban por retornar a sus hogares, cuyas rutas de acceso estaban literalmente cubiertas en toda su extensión.

Pero poco importaba esta situación tras ver llegar y partir al Graf Zeppelin, un acontecimiento histórico en nuestro país que jamás se repetiría.

El coloso del aire volvía a Río para dirigirse desde allí a Europa. El viaje que se había iniciado en la noche del 23 de junio en Friedchshafen, a orillas del lago Constanza en la frontera germano-suiza, habría de finalizar en la misma ciudad el 7 de julio, cuando el Graf Zeppelin reposara en la tierra que lo había visto nacer.

Antes de partir de Buenos Aires, Hugo Eckener, el sucesor del conde Ferdinand von Zeppelin prometió regresar, pero el Graf Zeppelin nunca más volvió.

Fuente: https://goo.gl/68HX3G

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *