Home>RECOMENDADOS>El Gran Universo Americano
RECOMENDADOS UN DÍA COMO HOY

El Gran Universo Americano

El día del Respeto a la Diversidad Cultural es una reinvindicación a los pueblos que habitaban el suelo americano mucho antes de la llegada de los europeos. En esta nota recordamos esas culturas llenas de conocimiento. ¿Cuáles eran los pueblos nativos de Corrientes y Chaco? Descubranlo en esta nota.

*Nota recuperada de la edición impresa de Revista El Canillita, octubre de 2014
En 1492, un grupo de navegantes europeos dirigidos por Cristóbal Colón y amparados por los reyes de España llegaron a América. Un continente repleto de culturas ricas y diversas. Vamos a conocer nuestra América antes de la conquista.

Cada 12 de octubre se recuerda la llegada de Cristóbal Colón al continente americano. Se habla del “descubrimiento” de 1492 pero lo cierto es que ese día no se “descubrió” América porque nuestro continente ya estaba extensamente poblado hacía más de 40 mil años. Se puede decir, con más precisión, que desde entonces comenzó la conquista de Europa sobre América.

Este año, con EL CANILLITA vamos a conocer más sobre el gran universo americano, cómo se fue poblando, las culturas más destacas y los antepasados que habitaban nuestra región.

Población

Aún hoy, no existe una certeza sobre cómo se pobló el continente, por ahora sólo hay una serie de teorías que nos ayudan a entender el proceso de formación de las poblaciones americanas.

Primero debemos ubicarnos en el tiempo. Pensemos que desde hace decenas de miles de años, todo el continente estaba rodeado por agua. De Norte a Sur son 15 mil kilómetros de territorio aislado del resto del mundo. Pensemos que Europa, África y Asía estaban conectadas por tierra, y por lo tanto unas y otras sabían de su existencia. No ocurría lo mismo con América, que estaba a miles de kilómetros de mares y océanos, incomunicada del resto de los
continentes.

Entonces ¿cómo se pobló América? La teoría que más convence hoy, indica que los primeros pobladores del continente llegaron a través del estrecho de Bering, en el círculo Polar Ártico, donde una serie de pequeñas
islas unen América del Norte y Asia. Para llegar a esta afirmación, se realizaron decenas de investigaciones y excavaciones, se estudió exhaustivamente el material arqueológico recogido en la zona, empleando nuevas tecnologías como el análisis radiactivo y otras técnicas modernas. Así se comprobó que existió un Paleolítico
Americano, es decir que hace decenas de miles de años, el continente estaba poblado.

Había cazadores de bisontes, caballos y mamuts, cuyos vestigios aparecen en los llanos norteamericanos. Desde entonces, y a través de distintas oleadas migratorias, todo el continente se fue poblando lentamente. Vamos a conocer cuáles fueron las principales civilizaciones americanas.

Civilizaciones

  • Los Siouxs

Una de los pueblos más destacados de Norteamérica fue el de la Gran Nación Sioux formada por una diversidad de tribus nativas que compartían un origen lingüístico y ocupaban los territorios de lo que ahora son los Estados Unidos y sur de Canadá. La mayor parte de la población era nómade y se desplazaba según el movimiento de las manadas de
bisontes, animales que formaban parte de su cultura y de su religión. Sus viviendas cónicas, los tipis, eran perfectas para la vida nómada, ya que eran fácilmente transportables. El tipi consistía en varas largas de madera cubiertas
de piel de bisonte que se podía armar y desarmar.

Los siouxs eran temidos guerreros, que arrancaban la cabellera a los enemigos. La autoridad del chamán era indiscutible, en religión, medicina y como conductor de ceremonias. La organización tribal era libre y democrática, presidida por el consejo de la tribu. Socialmente, además, se dividían en clanes y la propiedad de la tierra era colectiva. Con la llegada del hombre blanco, fueron los que más resistieron.

  • Los Aztecas

Los aztecas edificaron en menos de 200 años un imperio sin igual. Tenían bajo su dominio 500 mil kilómetros cuadrados desde México hacia el sur del continente, con una población estimada en 20 millones de habitantes. Esta civilización contaba con la mejor tecnología de la época, construyendo acueductos, palacios, pirámides y templos que se alzaron como tributo a sus dioses y como testimonio de poder para la humanidad.

Hacia el siglo XIII los aztecas se asentaron en Chapultepec, desde donde fueron expulsados por una coalición de
enemigos. Luego de ser expulsados constituyeron su asentamiento definitivo en Tenochtitlan hacia el 1325.

Tenochtitlan se transformó en la principal ciudad de la zona, desde donde se expandió la cultura. La sociedad azteca se dividía en varias clases: el emperador-dios, cabeza del Imperio; la nobleza (tecutli, pilli), conformado por sacerdotes altos funcionarios militares, civiles y la familia real; el pueblo, conformado por los hombres libres (macehuallis), artesanos (amantecas), comerciantes (pochtecas) y agricultores (mayeques); y los prisioneros que eran tratados como esclavos (tlacolli).

  • Los Mayas

La cultura maya fue una de las grandes civilizaciones americanas. Se asentó en los territorios de Guatemala, Honduras, El Salvador y México desde el siglo V al siglo XV. Durante esos mil años, el imperio maya fue una confederación de ciudades-Estados que tenían como centros políticos militares y religiosos a las ciudades de Chichen-Itzá, Mayapán y Uxmal.

Los mayas tenían una organización social muy desarrollada y eran grandes guerreros. La población se dividía entre los jefes hereditarios de cada ciudad que controlaban el poder militar y político; los sacerdotes que controlaban el conocimiento científico y artístico; el pueblo se dedicaba al arte, al comercio, y principalmente, al cultivo de las tierras comunales; y los prisioneros que eran esclavos del Estado.

Poseían además un complejo sistema religioso, con dioses relacionados con la agricultura y la astronomía. Construyeron grandes monumentos arquitectónicos como los centros de culto identificados con sus politeísmos (templos, pirámides y palacios).

  • Los Incas

Esta cultura se desarrolló entre los siglos XIV y XVI a partir de la ciudad del Cuzco, donde se organizó un poderoso imperio que abarcó los actuales territorios de Perú, Bolivia, Ecuador y parte de Argentina y Chile. El imperio estaba gobernado por el “hijo del sol”, que era el Inca, quien tenía el poder supremo. Sus parientes cercanos eran los gobernantes de las cuatro zonas del Imperio y sus familias; la nobleza local, formada por los jefes (curacas) de pueblos conquistados y funcionarios secundarios.

El pueblo estaba constituido por trabajadores libres (llactarrunas y mitimaes), agricultores y artesanos (hatunrunas) y siervos (yanaconas). Los incas tenían una agricultura muy avanzada, desarrollaron proyectos de irrigación y de terrazas; construyeron una amplia red de comunicaciones que tenía cerca de 4.000 kilómetros de longitud y a
lo largo de la ruta, establecieron almacenes de víveres; además, tenían un sistema de correo humano (los chasquis) que permitía al inca controlar mejor el imperio.

Este pueblo también se destacó en alfarería, arquitectura, textilería y orfebrería. Aunque no conocieron la escritura, empezaron un sistema nemotécnico de trenzas de cuerdas con nudos y colores llamados quipus, que permitía anotar cantidades y llevar complejas contabilidades.

Estas civilizaciones fueron sólo algunas de las que habitaron el continente durante los 40 mil años previos a la llegada de Cristóbal Colón. Otras culturas precolombinas fueron los Chibchas, los Timotes, los Cuicas, los Caribes y, por supuesto, los Guaraníes, quienes tampoco fueron los primeros pobladores de nuestra región.

NATIVOS DE CORRIENTES

Las investigaciones arqueológicas determinaron que nuestra región estaba habitada hace 8 mil años. El territorio dio lugar a una cultura de pescadores y recolectores destacados por la fabricación de objetos de piedra. Hoy se sabe que algunos de los pueblos que habitaban la zona eran:

  • Los Caingang

Se cree que esta cultura estaba presente en una amplia región del sur de Brasil, Misiones y Corrientes entre los años 1.500 y 1.000 a.C. Con el tiempo fueron “empujados” hacia el interior correntino, donde era posible identificarlos hasta el siglo XIX.

Eran robustos y musculosos, de estatura media, piel clara y pacíficos. Vivían de la caza, la pesca y la recolección de frutos. Fabricaban redes y canastos con fibras de “ortiga brava”. Como armas usaban arcos y flecas. Tenía una cosmovisión ecológica del mundo, ya que creían en la necesidad de cuidar el equilibro del medio ambiente.

  • Los Charrúas

Era un pueblo de costumbres nómadas: cazaban, pescaba y recolectaban frutos. Utilizaban el arco y la fleca pero también lanza, hondas y boleadoras. Eran crueles con sus prisioneros. La nobleza y el prestigio de un individuo se medían según la cantidad de cueros cabelludos de sus enemigos que poseía. Otro signo de distinción era tener el cuerpo cubierto de cicatrices.

  • Los Guaranies

El origen guaraní es un misterio. Algunos investigadores sostienen que provenían de la cuenca del Amazonas y otros que son originarios de Paraguay. Sí se sabe que llegaron al Litoral, en los siglos XII y XIII, en sucesivas oleadas.

Los guaraníes cultivaban mandioca, zapallo, maíz, porotos, algodón y yerba mate. Producían excedentes de alimentos para almacenar y trabajaban con la cerámica. Tenían una organización social compleja, se dividían en aldeas lideradas por caciques. Las casas eran construcciones de madera, barro y paja en las que vivían varias familias.

Reconocían la existencia del dios Tupa y en el mito de la Tierra sin Mal. Tenían un gran apego por la música, el canto y el baile.

NATIVOS DE CHACO

La zona del Chaco está habitada desde aproximadamente siete mil años atrás. Desde el Sur llegaron tribus de cazadores nómades, antepasados Guaycurú y Mataco. Más tarde llegaron del Norte otros que cultivaron las tierras y recibieron las influencias de las culturas del Oeste, las andinas. Al momento de la llegada de los españoles podían diferenciarse dos grandes grupos:

  • Grupo Guaycurú

En este grupo se encontraban, entre otros, los tobas, los abispones y los mocovíes. Se radicaron en la zona oriental, en zonas de llanura con abundancia de ríos, esteros y cañadas. Habitaban en viviendas comunales construidas sobre horquetas con techo plano y paredes de pasto. Estas viviendas recibían el nombre de “toldos”.

  • Grupo Mataco

Estaba integrado principalmente por los aborígenes de ese nombre. Habitaron la región occidental del Chaco, con pastizales y gran escasez de agua. Los matacos construían chozas bajas, de planta redonda, insertando delgados troncos y encima colocaban hojas de palmera.

TRABAJO ARQUEOLÓGICO

Una de las investigaciones más esclarecedoras sobre el pasado de las culturas de la región del noreste argentino fue realizada entre 1966 y 1971 por un grupo de arqueólogos, antropólogos y etnólogos de distintos países bajo la dirección de los doctores Clifford Evans y Betty Meggers.

Parte de esa gran investigación – auspiciada por entidades internacionales – se concentró en las proximidades de Paso de la Patria, Itatí y la Isla del Cerrito. Durante varias expediciones, se logró rescatar restos de artefactos de cerámica, algunos decorados, y fragmentos textiles de algodón de las culturas autóctonas. También se hallaron elementos como trozos de vidrios, cantos rodados y artefactos de hierro y cobre, provenientes del Viejo Continente.
Finalmente se encontraron elementos que podrían señalar una culturización entre ambos grupos humanos, como tejas, fragmentos de hornillos para pipa de cerámica, fragmentos de un hacha pulida, entre otros. Estas expediciones lograron ubicar a distintos grupos de aborigenes que, para el siglo XVI, ya tenían una relación fluida con los viajeros
europeos.

2 thoughts on “El Gran Universo Americano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *