Home>HISTORIAS Y MITOS>LEYENDAS>El hornero, recuerdos de un enamorado
LEYENDAS

El hornero, recuerdos de un enamorado

¡Seguinos y compartí en tus redes!
Son varias las leyendas que cuentan el origen de esta ave tan peculiar en su cantar como en su costumbre de edificar su casa, algo único en el mundo. Los guaraníes observaron a las parejas de horneros y trataron de explicar su origen.

El hornero, un ave que no acostumbra a estar en bandada sino que prefiere la tranquilidad de la pareja, antes fue un hombre. Jahé, un joven y hábil cazador, salió un día tras el rastro de un carpincho pero cuando llegó a la vera del río se encontró con una hermosa joven. Enamorado de la hija de un cacique de otra tribu, Jahé acudió a su padre en busca de ayuda, él quería casarse con ella.

El padre de Jahé lo llevo a conocer al cacique y así pedir la mano de su enamorada. Pero la sopresa no se dejó esperar, la hija del cacique tenía muchos pretendientes. Entonces, se organizó una serie de pruebas que demostrarían quien sería un digno esposo. Jahé consiguió pasarlas dejando a muchos candidatos atras. Como nadador, corredor y arquero los supero a todos, menos a Aguará. Los dos jovenes tendrían una última prueba.

La hija del cacique solo daría su mano a quien pudiera ayunar durante nueve días envuelto en cueros mojados. Estos, al secarse se achicaban mientras apretaban a los pretendientes. Tras sufrir el dolor de los cueros, Aguará se rindió y pidió que lo liberen. Jahé, en cambio, continuó con el desafió pero cuando lo fueron a desenvolver de los cueros descubrieron que en su interior no había un hombre sino una pequeña ave. Esta voló a la copa de un árbol y cantó, luego se perdió en el monte dejando a todos con la boca abierta.

Pasado un tiempo la hija del cacique desapareció, algunos afirmaban que ella también se había tranformado en pájaro, pues los guaraníes comenzaron a ver una pareja de horneros que siempre andaban juntos. Se dice que los recuerdos de haber sido un hombre son los que impusan a Jahé a construir una casa para él y su pareja.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *