Home>RECOMENDADOS>Guerra de Malvinas: El Día Mas Negro de la Flota Inglesa
RECOMENDADOS VIDEOTECA

Guerra de Malvinas: El Día Mas Negro de la Flota Inglesa

El 1 de junio de 1982, las fuerzas británicas en las islas Malvinas fueron reforzadas por el arribo de 5000 soldados de 5.ª Brigada de Infantería. El mayor general Jeremy Moore pasó así a tener suficientes tropas para comenzar a planear un asalto a gran escala sobre Puerto Argentino.

Partidas avanzadas del 2.º Batallón de Paracaidistas del Reino Unido ocuparon los establecimientos de Fitz Roy y Bahía Agradable buscando limpiar el área de fuerzas argentinas. Unidades de guardias galeses y escoceses fueron enviadas a reforzarlos, buscando desembarcar en el área de Puerto Fitz Roy. Luego del hundimiento del transporte Atlantic Conveyor los británicos desembarcados en las Malvinas solo tuvieron un helicóptero de transporte de tropas disponible, un Boeing CH-47 Chinook de la Real Fuerza Aérea, por lo que los suministros y refuerzos de tropas solo podían ser transportados por mar.

A las 10:26, el comando de la Fuerza Aérea Sur de Argentina en Comodoro Rivadavia recibió información desde las Malvinas de que se observaban movimientos de dos buques británicos grandes y otros dos chicos en la zona de punta Fitz Roy, que podría tratarse de un desembarco.

Durante el desembarco del 8 de junio los barcos británicos fueron atacados por dos oleadas de aviones A-4B Skyhawk de la V Brigada Aérea de la FAA, cada uno de ellos cargado con tres bombas Mark 81 de 500 libras, de diseño español. Precedidos por un Hércules KC-130 ―indicativo Parca―, las dos escuadrillas despegaron sucesivamente de la Base Aérea Militar Río Gallegos, que en esos momentos era monitoreada por el submarino nuclear HMS Splendid.

La primera oleada, originalmente compuesta de ocho aviones, fue reducida a cinco cuando tres A-4B Skyhawk retornaron a la base debido a problemas de reabastecimiento de combustible. Una escuadrilla ―indicativo Mastín―, estaba liderada por el primer teniente Alberto Jorge Fillipini, secundado por los tenientes Daniel Eduardo Gálvez y Vicente Autiero y el alférez Hugo Edgardo Gómez. La otra escuadrilla ―indicativo Dogo― estaba liderada por el capitán Pablo Carballo, secundado por el primer teniente Carlos Cachón, el teniente Carlos Alfredo Rinke y el alférez Leonardo Salvador Carmona.

El submarino nuclear HMS Valiant, que operaba cerca de Río Grande (Tierra del Fuego), logró realizar el seguimiento de seis aviones M-V Dagger que despegaron a las 13:00 hs de la base aérea para una misión complementaria, y envió una temprana señal de alarma, pero el informe del submarino falló y no pudo alertar a las fuerzas británicas en bahía Agradable. El destructor argentino ARA Santísima Trinidad interfirió las frecuencias usadas por los controladores aéreos de la Royal Navy que dirigían las operaciones de los Sea Harrier.

Los cinco A-4B se reabastecieron y continuaron juntos pasando en vuelo rasante sobre el área señalada observando helicópteros y tropas. Luego viraron a la derecha y avistaron a los dos buques de asalto.

Primer ataque

Aproximadamente a las 14:00, los barcos RFA Sir Tristram y RFA Sir Galahad fueron gravemente dañados por cinco Skyhawk del Grupo 5 de Caza. Los tres ‘Skyhawk de la sección Dogo atacaron al RFA Sir Galahad, que fue golpeado por tres bombas del avión del primer teniente Cachón. El avión del teniente Rinke fue incapaz de soltar sus bombas y el del alférez Carmona sobrepasó al barco, cayendo sus bombas en tierra.

Los dos aviones de la sección Dogo atacaron al RFA Sir Tristram, las bombas del alférez Gómez cayeron a corta distancia del barco, que fue golpeado por dos bombas soltadas por el líder de la escuadrilla de ataque, el teniente Gálvez. Las explosiones y subsecuentes incendios mataron a 48 hombres embarcados en el Sir Galahad y a dos tripulantes del Sir Tristram.

Segundo ataque

Mientras se efectuaba el primer ataque se ordenó la salida de otra escuadrilla, que ya no contaba con el factor sorpresa. A las 15:00 hs, despegaron de Río Gallegos seis A-4B Skyhawk, armados cada uno con tres bombas retardadas por paracaídas, y divididos en dos secciones: escuadrilla Mazo, al mando del primer teniente Danilo Rubén Bolzán, secundado por el teniente Juan José Arrarás y el alférez Guillermo Alberto Dellepiane y la otra sección ―indicativo Martillo― al mando del primer teniente Oscar Berrier, secundado por el primer teniente Héctor Hugo Sánchez y el alférez Jorge Alberto Vázquez.

A las 16:50 hs, una segunda oleada compuesta por cuatro Skyhawk del Grupo 5 de Caza atacaron y hundieron una lancha de desembarco del HMS Fearless, que transportaba los vehículos del cuartel general de la 5.ª Brigada desde Puerto Darwin a Bahía Agradable en el seno Choiseul con la pérdida de seis marines reales. Sin embargo, la patrulla aérea de combate de Sea Harrier estaba ya en escena y respondió derribando tres Skyhawk (Arrarás, Bolzán y Vázquez).

El avión de Bolzán fue derribado por el teniente David Smith, mientras que los otros dos Skyhawk fueron víctimas del teniente David Morgan. El cuarto avión sufrió daños y perdió una gran cantidad de combustible, pero logró retornar a su base asistido por un avión tanque KC-130.

Una tercera oleada con A-4C Skyhawk del Grupo 4 de Caza ―indicativo Yunque―, armados con tres bombas retardadas por paracaídas arribó minutos después y alcanzó objetivos en tierra sin éxito visible. Despegaron de Puerto San Julián a las 15:36 hs, y estaba integrada por el Capitán Mario Caffarati, los tenientes Atilio Victorio Zattara y Daniel Alberto Paredi, junto al alférez Carlos Andrés Codrington.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *