Home>RECOMENDADOS>Hoy Hace 35 Años Atrás: Batalla de San Carlos
RECOMENDADOS

Hoy Hace 35 Años Atrás: Batalla de San Carlos

En el marco de una serie de acciones de bombardeo naval y actividades de Guerra electrónica, sobre los sistemas de comunicaciones argentinos en Puerto Argentino y otras guarniciones, en la medianoche del 20 al 21 de mayo, diecinueve naves de la flota Británica compuesta por transportes de tropas, destructores y fragatas, ingresaron por el estrecho con destino a la Bahía de San Carlos.

Horas más tarde la Tercera Brigada de Comandos y elementos de apoyo, tomaron contacto con el Equipo de Combate “Güemes”, sometiéndolos a un intenso bombardeado naval y fuego de morteros. Los efectivos argentinos resistieron el asedio del enemigo cumpliendo con la misión de informar al Comando Superior las características del desembarco.

Previo al inicio del repliegue hacia Puerto Argentino, el Equipo de Combate “Güemes” derribó dos helicópteros Gazelle y averiaron un helicóptero Sea King, que logró escapar. Dos pilotos y un tripulante resultaron muertos.

Como resultado de este enfrentamiento el Equipo de Combate “Güemes” sufrió doce bajas y otros nueve hombres fueron tomados prisioneros.

A partir del 21 de abril se desató una intensa batalla aeronaval en la Bahía San Carlos, con un alto costo en materiales y vidas humanas para ambas partes; los británicos no habían logrado el factor sorpresa y consecuentemente con las pérdidas sufridas se vieron obligados a replantear las futuras acciones.

De este análisis surgieron dos posibilidades, continuar la marcha en dirección a Puerto Argentino o bien buscar mediante la ejecución de una “rápida” operación militar sobre Darwin- Pradera del Ganso, una victoria que sirviera para estimular la opinión pública y asimismo le permitiera fortalecer la moral de las tropas británicas.

Información de Interés

  • Fuego de ataque aéreo:   De 08:00 hs a 08:30 hs- total: 30 min.

Temperatura 2/6 grados, velocidad del viento de 5/15 km. Lluvioso con 15/30 km de visibilidad y con neblina.

Fuente: Editorial Universitaria del Ejército

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *