Home>HISTORIAS Y MITOS>MUNDO CURIOSO>La profecía que cambiará el mundo
MUNDO CURIOSO

La profecía que cambiará el mundo

Se cumplen 50 años de una profecía que supone una nueva etapa en la humanidad. El contacto oficial con seres de otros mundos es inminente y Chico Xavier, el médium más famoso del mundo, ya lo sabía…

El médium que nació en Brasil en abril de 1910 y murió en el mismo país, en junio de 2002 dijo que “espíritus del más allá” le revelaron la llegada del hombre a la luna en la década del 40, ¡¡casi 20 años antes de que eso ocurriese!! y un episodio mundial medio siglo después.

Medios de varios países latinoamericanos, recuerdan las expresiones de Chico Xavier, sobre lo que sucedería en 2019.

Chico Xavier, es conocido por su humildad y generosidad con los demás; pues a pesar de ser un prolífico escritor, con mas de 150 libros publicados y traducidos a varios idiomas incluido el sistema Braille, él donaba la casi todo lo que recaudaba a la caridad. Chico Xavier sostenía que todo lo que escribía no era producto de su imaginación, sino que él recibía esa información de “seres angelicales” que lo eligieron como un mensajero.

Es así que durante años escribió profecías que se iban cumpliendo, lo que catapultó su fama internacional. Una de sus predicciones más importantes fue anunciar ¡la llegada de la humanidad a la luna casi 20 años antes! y a la vez dar inicio a una cuenta regresiva de 50 años a partir de este suceso.

El alunizaje de la misión Apolo, pondría en marcha un reloj que marcaría el tiempo de la civilización humana para reconciliarse consigo misma. Una prueba puesta, según Chico Xavier, por el mismísimo Jesús. En esta profecía se involucra a una comunidad espacial de seres que nos observan desde hace tiempo y esperan que replantiemos nuestro rol como habitantes del Universo y así formar parte de esta comunidad. Así recibiríamos información, cultura y tecnología que producirá un salto cualitativo de nuestra concepción de la vida y el Universo mismo.

La profecía dice así:

“Nuestro Señor deliberó conceder una moratoria de cincuenta años a la sociedad terrena, a comenzar el 20 de julio de 1969, y, por tanto, a terminar en julio de 2019. Ordenó Jesús, entonces, que sus emisarios celestes se empeñasen más directamente en el mantenimiento de la paz entre los pueblos y las naciones terrestres, con la finalidad de colaborar para que nosotros ingresásemos más rápidamente en la comunidad planetaria del Sistema Solar como mundo más regenerado, al final de ese período. Algunas potencias angélicas de otros orbes de nuestro Sistema Solar sospecharon de la dilación del plazo extra, y fue entonces cuando Jesús, en su sabiduría, decidió imponer una condición a los hombres y las naciones de la vanguardia terrestre. Según la imposición de Cristo, las naciones más desarrolladas y responsables de la Tierra deberían aprender a soportarse unas a otras, respetando las diferencias entre ellas, absteniéndose de lanzarse a una guerra de exterminio nuclear. La faz de la Tierra debería evitar a toda costa la llamada III Guerra Mundial. Según la deliberación de Cristo, si, y únicamente en ese caso, si las naciones terrenas, durante este período de cincuenta años, aprendiesen el arte de la buena convivencia y de la fraternidad, evitando una guerra de destrucción nuclear, el mundo terrestre estaría por fin admitido en la comunidad planetaria del Sistema Solar como mundo en regeneración”.

Cumplido este plazo, ¿qué nos espera como civilización? ¿Cómo cambiará nuestro mundo tal como lo conocemos? ¿como y cual será el primer contacto? ¿qué tanto han influido en nuestra sociedad esta comunidad espacial trabajando entre bastidores con potencias mundiales?

Tantas preguntas que vale la pena repensar nuestro papel en el Universo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *