Home>HISTORIAS Y MITOS>La Revolución de Mayo de 1810 costó 521 pesos
HISTORIAS Y MITOS TRADICIONES

La Revolución de Mayo de 1810 costó 521 pesos

 

En aquella jornada revolucionaria del 25 de Mayo de 1810, el sol no se dejó ver y llovió durante todo el día. Pero la lluvia no impidió que los 40.000 habitantes que, aproximadamente, tenía Buenos Aires en 1810 estuvieran expectantes de los acontecimientos que se sucedían en el Cabildo.

En aquellas horas, nació la Patria, pero toda revolución tiene sus gastos y estos son los números fríos de los gastos que se necesitaron hacer aquel frío día de otoño para que naciera un país, llamado Argentina.

La Primera Junta quedó establecida hasta finales de ese año y fue integrada por el militar y comerciante Cornelio Saavedra, el abogado y economista Manuel Joaquín Belgrano; el abogado Juan José Paso, el abogado Mariano Moreno, el militar Miguel de Azcuénaga, el comerciante Juan De Larrea, el sacerdote Manuel Maximiliano Alberti, el piloto naval y comerciante Domingo Matheu y el abogado Juan José Castelli.

El sueldo fijado para cada uno de ellos era de 3.000 pesos a excepción de Saavedra, quien percibiría 8.000.

Expresados en dinero los gastos de la Revolución de Mayo fueron 12 pesos por el flete de 12 carretillas que llevaron hacia las Salas Capitulares los bancos de la Catedral y de tres iglesias y 12 viajes de vuelta a sus destinos.

Un peso se gastó para las velas de los faroles que dieron a luz a los corredores, habitaciones y escaleras de las Casas Capitulares. La iluminación (una buena provisión de velas), de la galería del Cabildo las noches del 24, 25 y 26 costó 37 pesos y seis reales.

Se consumieron una decena de botellas de vino de Málaga, chocolate y bizcochos por un monto de 21 pesos y 6 reales. Un peso se gastó en obleas para pegar los carteles que publicó el Excelentísimo Cabildo.

Se compraron tres relojes para regalar al capitán, teniente y alférez de la compañía de Batallón Nº 3 que realizó la primera guardia de honor a la Primera Junta y en ellos se invirtió 206 pesos y tres cuartillos de real. En tanto que la tropa fue gratificada con 101 pesos.

Andrés Berdial, el fondero que preparó las comidas para los capitulares entre los días 23 y 25 de Mayo de 1810 obtuvo por el servicio 75 pesos y 6 reales. Los criados que sirvieron en los coches cobraron 18 pesos y cuatro reales; los 50 hombres que repartieron esquelas y pegaron carteles percibieron 51 pesos y 6 reales.

La suma de todos los gastos de la revolución fue de 521 pesos, cinco y tres cuartillos reales.

Si hoy se saca la cuenta de cuánto equivale el peso actual en comparación con la moneda que se utilizaba en 1810, puede tenerse un número con alrededor de 24 ceros, es decir que un peso de hoy sería igual a un cuatrillón de pesos (o reales) que se utilizaban para pagar en la época colonial. Una moneda como la que desde el virrey Cisneros hasta Cornelio Saavedra tuvieron en 1810 en sus bolsillos se vende, a precio de hoy, entre 80 y 2.500 dólares.

 

Fuente: https://goo.gl/HgdowX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *