Home>UN DÍA COMO HOY>Lanzamiento de la Voyager I
UN DÍA COMO HOY

Lanzamiento de la Voyager I

La humanidad ha dejado su huella en el espacio a través del programa Mariner. Los satélites Voyager I y II son hitos, pues después de haber terminado su misión, su destino está más allá de las fronteras de nuestro sistema solar.

Programa Mariner

La NASA ( National Aeronautics and Space Administration) lanzó en 1962 el Programa Mariner cuyo objetivo era la exploración espacial hacia los planetas internos del sistema solar, Mercurio, Venus y Marte. Pero el programa tomó un nuevo giro al proponerse la exploración hacia el borde del sistema solar.

Tras el descubrimiento de una alineación planetaria única, se alistaron las Voyager 1 y 2. Las sondas serían enviadas a las órbitas de Jupiter, Saturno, Neptuno y Urano, para finalmente salir del sistema solar utilizando la asistencia gravitacional de estos gigantes.

El 5 de septiembre, cuando se produjo el lanzamiento del satélite a bordo del vehículo Titan IIIE desde Cabo Cañaveral (Florida, Estados Unidos), habían pasado apenas dieciséis días que la sonda gemela, la Voyager 2, despegó para llevar a cabo el Grand Tour.

La sonda Voyager 1 llegó antes a sus dos primeros objetivos, Júpiter y Saturno, al recorrer una trayectoria más corta. Además, la misión no experimentó tantos problemas como su homóloga durante los primeros instantes del lanzamiento y, meses después, en diciembre de 1977, logró adelantarla en su viaje por el espacio.

Pero ¿cómo llegaron tan lejos? Se trato de un momento único en el sistema solar, gracias a una alineación planetaria muy particular, la última vez que se vio algo así fue en 1801. Que Jupiter, Saturno, Urano y Neptuno estuvieran en esa posición perimtió realizar un viaje de 12 años hasta Neptuno. Algo impresionante ya que de utilizar los métodos de propulsión tradicionales se hubiese tardado ¡¡30 años en hace el mismo recorrido!!

Recorrido de las Voyager

Un viaje, un mensaje

Al igual que su gemela, la Voyager 1 portaba un disco fonográfico de cobre cubierto de oro. La idea, diseñada por el astrónomo Frank Drake, fue desarrollada por el equipo de Carl Sagan y Ann Druyal.

En el disco se incluyó 118 imágenes, 90 minutos de música, saludos en 55 lenguas, sonidos de ballenas o perros ladrando, el estruendoso ruido que produce el cohete Saturno V al despegar, el saludo entonces secretario general de las Naciones Unidas y las ondas cerebrales de una joven enamorada.

Pensado como una carta de presentación de la humanidad para alguna civilización extraterrestre. Se trata de un objetivo que lidera la Voyager 1, pues es la primera misión que llevó a la humanidad al espacio interestelar.

Para conocer más recomendamos:
Voyager 2: La odisea al espacio – Artículo de Revista El Canillita
La nave espacial más alejada de la Tierra que logró un objetivo titánico – Artículo del portal Hipertextual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *