Home>UN DÍA COMO HOY>Mariano Necochea, soldado de La Patria Grande
UN DÍA COMO HOY

Mariano Necochea, soldado de La Patria Grande

Un héroe de la independencia, luchó junto a líderes militares y políticos como fueron San Martín y Simón Bolivar. En esta nota los invitamos a conocer más sobre este soldado de la Patria Grande.

Nacido en Buenos Aires, el 7 de septiembre de 1792, fue hijo de padres españoles. Es por ello que 1802 fue enviado a España a estudiar, luego volvería a Buenos Aires recien en 1809. El estado político y social de aquel entonces estaba caldeado por los chispazos de una revolución.

En 1812, se incorporó al Regimiento de Granaderos a Caballo que acababa de fundar el coronel José de San Martín con el grado de alférez,  el 24 de septiembre del mismo año fue promovido a teniente. Participó en la batalla de San Lorenzo, el 3 de febrero de 1813, y por su actuación mereció ser ascendido a ayudante mayor.

Se hallaba en Santa Fé, con una compañía de granaderos, cuando recibió la orden que debía marchar con destino a Tucumán para incorporarse al regimiento, ya que San Martín había sido designado jefe del Ejército del Norte.

Luego fue destacado para prestar servicios en la vanguardia de las tropas que debían apoyar los restos del ejército de Belgrano a las órdenes del general Rondeau. Marchó  más tarde hacia el norte destacándose por su coraje en el encuentro del Tejar, el 26 de enero de 1815, donde se salvó de caer prisionero.

Necochea también participó de los combates de Venta y Media y Sipe Sipe. Tras la campaña del Alto Perú se traslado a Mendoza para formar parte de las fuerzas que formaba el general San Martín. Tenía el grado de Sargento mayor cuando comenzó la campaña a Chile, marchando en la vanguardia de O´Higgins. Batió en la acción de Las Coimas, con fuerzas numéricamente inferiores a las tropas del coronel Quintanilla. Se halló en la batalla de Chacabuco.  Luego en el sur de Chile participó del asalto a la plaza de Talcahuano, el 6 de Diciembre de 1817. Encontróse en la sorpresa de Cancha Rayada y en la batalla de Maipú, donde fue herido. Por su comportamiento, en 1818, fue promovido a coronel graduado. También obtuvo la condecoración de la “Orden del Mérito”, en Chile.

Fue jefe del Regimiento de Granaderos a Caballo en la expedición al Perú y uno de los primeros en ocupar la ciudad de Lima en 1821. Además, participó, en este mismo año, en las victorias de Riobamba y Pichincha. En 1823 fue nombrado general en jefe de la caballería por Simón Bolívar y, el 6 de agosto de 1824, combatió con la caballería española en la batalla de Junín, donde fue herido y hecho prisionero, siendo rescatado por Manuel Isidro Suárez. Bolívar hizo constar en el parte su heroísmo, con las siguientes palabras: “Necochea se arrojó a las filas enemigas con una impetuosidad heroica” recomendándolo a “la admiración de América”, por lo que fue ascendido a general de división.

Repuesto de sus heridas, luego de Ayacucho, Bolívar le encomendó la dirección de la Casa de Moneda de Lima pero en 1826 fue detenido bajo el cargo de conspirar contra el Libertador  de la Gran Colombia sin que se le probara cargo alguno. Agraviado, decidió abandonar el Perú no sin antes devolver los despachos de general y algunos valores que poseía.

De nuevo en Argentina, fue nombrado inspector general del ejército hasta que, en 1827, se estableció definitivamente en Perú. Allí ocupó cargos importantes, e incluso obtuvo la dignidad de gran mariscal. Al conmemorarse el centenario de su fallecimiento la república hermana del Perú lo declaró prócer nacional y sus restos mortales, que reposaban en un dignísimo mausoleo levantado por suscripción pública, fueron trasladados al Panteón de los Próceres.

Para conocer más:
Conozcamos la historia
Asociación Cultural Sanmartiniana
Biografías.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *