Home>UN DÍA COMO HOY>Muere Salvador Dalí
UN DÍA COMO HOY

Muere Salvador Dalí

Considerado uno de los revolucionarios del arte moderno, Dalí fallecía dejando influencias que no sólo se reflejaban en la pintura sino en el cine. En esta nota les contamos todo.

Salvador Dalí nació en Figueres, Gerona, una localidad de España. Era el segundo hijo de un matrimonio burgués, un hermano que el artista nunca llegó a conocer, ya que murió de meningitis nueves meses y diez días antes de su nacimiento. Tenía siete años, y según cuentan, era muy parecido a Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech, nombre con el que sus padres bautizaron al pintor nacido el 11 de mayo 1904.

“Nos parecíamos como dos gotas de agua, pero dábamos reflejos diferentes… Mi hermano era probablemente una primera visión de mí mismo, pero según una concepción demasiado absoluta”.

Vida secreta de Salvador Dalí (1993).

Su precocidad es sorprendente: a los doce años descubre el estilo de los impresionistas franceses y se hace impresionista; a los catorce ya ha trabado conocimiento con el arte de Picasso y se ha hecho cubista, y a los quince se ha convertido en editor de la revista Studium, donde dibuja brillantes pastiches para la sección titulada «Los grandes maestros de la Pintura».

Entre 1921 y 1925, Dalí deja su patria chica motivado por sus padres para estudiar en la Academia de Bellas Artes San Fernando de Madrid, donde conoce y entabla amistad con artistas influyentes como Federico García Lorca y Luis Buñuel. En este periódo ilustró por primera vez un libro, el poema de su amigo Carles Fages de Climent: Les Bruixes de Llers, y realizó su primera exposición, en la Galería Dalmau de Barcelona, en 1925. A partir de este año, Picasso y Miró comenzaron a interesarse por sus trabajos.

En los revueltos y conflictivos meses de 1923 sufre un desafortunado contratiempo. En la Academia de Bellas Artes a la que está adscrito se producen manifestaciones en contra de un profesor, y antes de que dé comienzo el discurso oficial y se desate la violenta polémica, Salvador abandona la sala. Las autoridades creen que este gesto suyo ha sido la señal de ataque y rebelión y deciden expulsarlo durante un año. Después, de nuevo en Figueres, los guardias vienen a detenerlo y pasa una temporada en la cárcel.

Un perro andaluz

En 1929, por pedido de su amigo Luis Buñuel, Salvador colabora con el guión de Un chien andalou (Un perro andaluz), un cortometraje de 16 minutos que contó con un presupuesto de 25 mil pesetas, aportados por la madre del director de cine. La obra es considerada la película más importante del cine surrealista, y está musicalizada con Richard Wagner, Beethoven y distintos tangos argentinos. El título tiene un solo sentido: no tener sentido con lo que muestran las imágenes.

Ese mismo año se unió al grupo surrealista del barrio parisino de Montparnasse, y conoció a su musa inspiradora: Elena Ivanovna Diakonova, más conocido como Gala, una inmigrante rusa once años mayor que él que en aquel entonces era una mujer casada con el poeta francés Paul Éluard. Recién en 1932 contraerá matrimonio con ella hasta el final de sus días.

Influenciado por Sigmund Freud, y con el método creado por él conocido como el paranoico-crítico, Dalí comienza a inspeccionar en el inconsciente a través de sus pinturas.

Sus últimos días

La salud de Salvador fue en picada tras la muerte de Gala en 1984. Sufría del corazón por lo cual fue ingresado al hospital varias veces. La insuficiencia cardiaca aguda que sufría el pintor se agravó con una pulmonía que le provocó una inflamación en el pulmón derecho. Carlos Ponsatí, médico de cabecera y responsable del equipo de facultativos que atendieron al artista en el hospital, reconoció, desde el primer momento, que la situación del pintor era muy crítica y aventuró que el fatal desenlace se podía producir en cualquier momento.

Según el parte médico, a las 10:15 de la mañana del lunes 23 de enero de 1989 en el hospital comarcal de la ciudad que le vio nacer, tenia 84 años.  Al día siguiente, el público pudo despedirse del genial artista en la capilla ardiente, que fue instalada en la Torre Galatea, en el Teatro-Museo Dalí de Figueres, donde fue enterrado.

Si llegaste hasta aquí es porque te gusta nuestro contenido. Contamos con tu apoyo a través de un comentario, que nos sigas en nuestras redes, una republicación en tu muro de Facebook o Instragram, una recomendación a tus amigxs. ¡Gracias!
Para conocer más recomendamos:
Salvador Dalí – Artículo del portal Biografías y Vidas
Salvador Dalí, el surrealismo es él – Artículo del Ministerio de Cultura de Argentina
Dalí tuvo una muerte digna, según sus colaboradores – Artículo del portal El País – Archivo del 23 de enero de 1989
Así fue la muerte de Dalí – Artículo del portal Muy Interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *