Home>UN DÍA COMO HOY>Nace Arturo Frondizi
UN DÍA COMO HOY

Nace Arturo Frondizi

Correntino de cuna, supo hacerse camino en la política y llegó a la presidencia de la nación. Conozcan la historia de este gran pasolibrense en esta nota.

Arturo Frondizi, el presidente intelectual impulsor de las teorías desarrollistas, y uno de los políticos más polémicos de la historia argentina nació en Paso de los Libres, Corrientes, el 28 de octubre de 1908.

El inicio de su militancia política coincide con el golpe del 6 de septiembre de 1930, que puso fin al gobierno de Hipólito Yrigoyen e instaló en el país, con el apoyo de la oligarquía terrateniente, la férrea dictadura de Uriburu, que dio inicio a la llamada década infame. Frondizi tomó contacto en la clandestinidad con jóvenes radicales y participó activamente en el Congreso de la Juventud realizado en Rosario.

En diciembre de 1933 hizo su debut como abogado penalista defendiendo a los 300 detenidos por la fallida revolución radical originada en su pueblo natal, Paso de los Libres.

En las elecciones de febrero de 1946 que le dieron el triunfo a Perón, Frondizi fue electo diputado nacional.

A comienzos de 1948 fue reelecto diputado y el MIR se impuso en los comicios internos de la capital. En diciembre inició un largo viaje por América Latina, Europa, Estados Unidos y África.

Al regresar retomó febrilmente la actividad política y fue electo por la Convención Nacional para acompañar a Ricardo Balbín en la fórmula presidencial en las elecciones de 1951.

Tras el bombardeo por la aviación naval de la Plaza de Mayo producido el 16 de junio de 1955, Frondizi fue detenido por la policía peronista por sospechárselo co-responsable de la conspiración. Pero frente al peligro de conflicto general, el gobierno peronista resolvió liberalizar el uso de los medios de comunicación que estaban monopólicamente bajo su control. En estas especiales circunstancias, Frondizi se dirigió por primera vez por radio al pueblo argentino el 27 de julio de 1955. 

Frondizi y el Peronismo

El 16 de septiembre de 1955 un golpe de estado, conocido como la Revolución Libertadora, derrocó a Perón, y el radicalismo, junto con otras fuerzas políticas como el socialismo democrático, se sumó al gobierno a través de una junta consultiva.

Frondizi y el peronismo, aliados y enemigos políticos

Con el peronismo sin su líder en el país, Frondizi comenzó a plantearse el problema de cómo insertar al peronismo en el esquema político. El dirigente Ricardo Balbín era partidario de no vincularse con ese movimiento en tanto que Frondizi apoyaba un acercamiento a Perón. Esto produjo a una ruptura en la UCR que se dividió en dos fracciones: la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI), liderada por Frondizi, y la UCR del Pueblo, conducida por Balbín.

Frondizi envió a Caracas a su secretario Rogelio Frigerio para concretar un pacto con Perón por el cual, a cambio de los votos peronistas, Frondizi se comprometía a desarrollar un programa popular afín al peronismo.

De esta forma la fórmula de la UCRI, Arturo Frondizi-Alejandro Gómez, se impuso en las elecciones de febrero de 1958 por una importante mayoría de votos. Frondizi asumió el 1° de Mayo y a los pocos días envió al Congreso un proyecto de Ley de Amnistía para los presos políticos peronistas y al poco tiempo el proyecto de Asociaciones Profesionales, devolviéndoles gran parte de su poder a los gremios peronistas. Frondizi estaba cumpliendo su parte del acuerdo con Perón. Pero comenzaron a hacerse sentir las presiones de corporaciones tradicionalmente más poderosas: la Iglesia y los militares, representantes a su vez de los grandes grupos económicos nacionales y extranjeros que veían con creciente preocupación el rumbo que parecía tomar el gobierno.

Ruptura de alianza

A comienzos de 1959, mientras Fidel Castro y el Che Guevara entraban triunfantes en La Habana, Frondizi iniciaba un viaje a los Estados Unidos donde expuso sus ideas desarrollistas. Frondizi planteaba que no podía retornarse al país de los granos y las vacas. La salida estaba en el desarrollo de las industrias básicas: petróleo, siderurgia, maquinarias. Esto permitiría abastecer a la industria liviana y liberaría recursos que antes se destinaban a importar. Además, la producción agropecuaria también se beneficiaría, con la abundancia de energía, maquinaria, combustibles y productos químicos que posibilitarían su tecnificación y modernización.

Con la presión de los grupos económicos a mediados de 1959 asumió Álvaro Alsogaray el Ministerio de Economía, economista de confianza de los grupos de poder económico, avalado por los militares, que con su famosa frase “hay que pasar el invierno” orientó la política económica a promover las exportaciones, limitar el proceso de industrialización y liberalizar las restricciones impuestas a las importaciones disminuyendo considerablemente la capacidad expansiva de la industria nacional.

El cambio radical de orientación económica del gobierno tuvo su respuesta en las urnas. En las elecciones legislativas del 27 de marzo de 1960, el “voto en blanco” peronista representó el 25% de los sufragios mientras que la UCRI, el partido de Frondizi, alcanzó solo el 20%.

Esto evidenció la ruptura de la alianza con el peronismo y abrió un período de gran agitación social, paros, planes de lucha y ocupaciones de fábricas. El gobierno de Frondizi respondió aplicando el Plan Conintes, Conmoción interna del Estado.

En la cornisa

Con la renuncia de Alsogaray en 1961 y con el estudiantado, los empleados públicos, obreros y sindicatos en la oposición, ante elecciones cada vez más próximas, el presidente se decidió a dar un nuevo vuelco. Un hecho anterior obligaba a estar atento: Los comicios de 1962 fueron un duro despertar. El peronismo ganó 10 de las 14 gobernaciones, entre ellas la estratégica provincia de Buenos Aires. Frondizi dispuso entonces la intervención de esa provincia. No fue suficiente. Pocos días después, el 29 de marzo Frondizi fue destituido por las Fuerzas Armadas y recluido en la isla Martín García.

Tapa del Diario La Razón

En marzo de 1963 fue trasladado detenido al Hotel Tunkelen en Bariloche, y a fines de julio recuperó su libertad y se reincorporó a la vida política desde su nuevo partido, el Movimiento de Integración y Desarrollo.

Frondizi será un duro crítico de la gestión de Arturo Illia y en junio de 1966 apoyará decididamente el golpe militar que terminará con el gobierno de su antiguo correligionario.

En 1970, comenzó a distanciarse del decadente gobierno de Onganía. En marzo de 1972 visitó a Perón en Madrid e inició una serie de conversaciones que llevarán a un nuevo acuerdo electoral entre ambos. El MID se incorporó al Frente Justicialista de Liberación Nacional para las elecciones de marzo de 1973.

El 27 de septiembre de 1974, fue asesinado su hermano Silvio Frondizi por un comando de la Triple A.

Frondizi tendrá una actitud esperanzada frente al golpe militar de 1976 que se irá transformando en un decidido apoyo a la dictadura y un notable acercamiento a los sectores más reaccionarios de la Iglesia.

En 1992, a treinta años exactos de su derrocamiento, la misma institución que lo acusó de comunista, volvía sobre sus pasos, tomaba nota de los grandes cambios operados en las ideas de Arturo Frondizi y lo condecoraba con su máxima distinción: la Medalla de oro del Ejército Argentino.

Tres años después, el 18 de abril de 1995, a los 86 años moría Arturo Frondizi.

 

Para conocer más:
Arturo Frondizi – Casa Rosada.gob
Biografía de Arturo Frondizi, por Felipe Pigna – El Historiador.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *