Home>LA SINGULARIDAD HISTÓRICA>Personajes: Devoto, el obispo goyano
LA SINGULARIDAD HISTÓRICA

Personajes: Devoto, el obispo goyano

¡Seguinos y compartí en tus redes!

Alberto Pascual Devoto fue el primer obispo de Goya. Su vida estuvo marcada por la lucha social y la persecución durante la última dictadura cívico-militar.

Devoto nació el Buenos Aires el 17 de mayo de 1918. De padre uruguayo –Francisco Emilio– y madre italiana –Elena Ida–, creció en el seno de una familia de clase acomodada en el barrio Congreso de la ciudad de Buenos Aires.

En 1934, con quince años de edad, ingresó al Seminario Metropolitano de Buenos Aires, en el barrio de Villa Devoto. Culminó su formación y fue ordenado sacerdote en diciembre de 1942.

Marcado por el fuego

Su primer destino de párroco fue en Nuestra Señora de Balvanera en el barrio de Once, más tarde en la parroquia Santa Elena en San Isidro en la zona norte del Gran Buenos Aires. Pero pronto su vida sería interpelada por las luchas internas del país.

Fue asignado en el Primer Cuerpo de Ejército como capellán no militar de las Fuerzas Armadas en 1956. Allí, confesó al General Valle, Cogorno y a los altos jefes militares fusilados por la Revolución Libertadora que derrocara al gobierno del general Perón en 1955. Esta experiencia lo pone en frente de la crueldad de los hombres, algo que marcó la forma en que viviría.

Entre Goya y Roma

En 1957 fue nombrado Rector del Seminario, más tarde Vicario de la Diócesis de San Isidro, y en 1961 fue designado como único miembro sacerdote del clero secular integrante de la Comisión preparatoria del Concilio Ecuménico Vaticano Segundo por el papa Juan XXIII, quien el 12 de junio de 1961 lo nombra obispo.

Además, se le asigna otra tarea. Con 43 años toma el cargo de primer obispo de Goya, Corrientes, el 29 de octubre de 1961.

Sus tareas se repartían en los trabajos en el Concilio Vaticano y los deberes como obispo en Goya. Así mismo, aprovechó esta doble tarea para transformarse en el vocero en habla hispana para toda Latinoamerica. Cada tanto enviaba cartas e informes sobre los avances y novedades en el Vaticano.

En 1966 Goya y la región sufrieron una terrible inundación. Este hecho golpeó fuerte a Devoto, por lo que dedicó su vida a luchar por los desposeidos, los pobres y las injusticias y la maldad, como de la que fue testigo en 1956. A raíz de esta experiencia, Monseñor Devoto hizo votos de pobreza.

Sacerdote del Tercer Mundo

Devoto se introdujo de lleno en las causas sociales, lo cual le trajo el odio de muchos. Para empezar, el régimen militar imperante constantemente lo amenazaba. Usaba su influencia como Obispo para dar apoyo a los sindicatos, a los movimientos sociales y recorría las cárceles para proteger y gestionar las liberaciones de presos políticos.

Por otro lado, en Goya era ridiculizado e insultado constantemente por las familias más ricas de Corrientes. Denunció que se vivía en una provincia hegemonizada por un sistema cuasi feudal: terratenientes provenientes de unas pocas familias que se repartían la totalidad de las tierras de la región en detrimento del pueblo pobre en el marco de las dos últimas dictaduras militares que se apoderaron de la Argentina entre 1966-1973 y 1976-1983.

En 1967 promovió la realización de los encuentros nacionales del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo. Con su apoyo se crearon comunidades eclesiales de base; impulsó al Movimiento Rural de la Acción Católica. Trabajó junto a los obreros para fundar Vicarías, e incentivó la lucha por los derechos laborales a través del Movimiento de las Ligas Agrarias y la Pastoral Rural.

Así fue que Monseñor Devoto sirvió por más de 20 años al pueblo goyano. Su vida sería abruptamente apagada el 28 de julio de 1984.  Viajaba sobre la Ruta Nacional N° 12, a la altura del Paraje “El Carmen”, en el departamento de Esquina, cuando el vehículo en el que viajaba colisionó frontalmente contra un ómnibus de larga distancia. Junto a él murieron un seminarista y una catequista oriundos de la ciudad de Esquina, lugar desde donde regresaba hacia Goya.

Si llegaste hasta aquí es porque te gusta nuestro contenido. Contamos con tu apoyo a través de un comentario, que nos sigas en nuestras redes, una republicación en tu muro de Facebook o Instragram, una recomendación a tus amigxs. ¡Gracias!

Para conocer más recomendamos:
Tributo a monseñor Devoto a 26 años de su muerte – Artículo del portal Diario El Litoral
OTRA FÁBULA: MONSEÑOR DEVOTO “APÓSTOL DE LOS POBRES” (no, y de los montoneros, sí) – Artículo del portal Catapulta
Alberto P. Devoto – Artículo del portal Editorial Patria Grande
Alberto Pascual Devoto – Artículo de Wikipedia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *