Home>UN DÍA COMO HOY>Pioneer X: El camino hacia Aldebaran
UN DÍA COMO HOY

Pioneer X: El camino hacia Aldebaran

El 2 de marzo de 1972 era lanzada una sonda con una misión muy especial, que a su vez llevaba un mensaje, así como el de una botella a ese inmenso mar llamado Universo…

¿Por qué la importancia?

Parte de una serie de lanzamientos, cada uno con objetivos específicos y diferentes, el 2 de marzo de 1972 se lanzaba la sonda espacial Pioneer X. En esta ocasión el destino era el gigante gaseoso de nuestro Sistema Solar, Júpiter.

Esta sonda estableció hitos en la era espacial de la humanidad, pues fue el primer objeto humano en cruzar con éxito el cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter; fue la primera en pasar la órbita de Neptuno, el cuerpo celeste más lejano del Sol, dado que Plutón no es considerado planeta y tiene una órbita muy excéntrica. La Pioneer X junto a su predecesora son consideradas los primeros objetos interestelares creados por la humanidad, pues han pasado las fronteras del Sistema Solar para emprender un viaje al espacio profundo.

Mensaje en una botella

La razón más importante de la fama de las sondas Pioneer X y XI está radicada en el mensaje que ambas cargan consigo. La idea de un viaje interestelar puso en la mente de varios científicos, investigadores e intelectuales, la idea que algún día, en algún lugar, otra civilización encuentre algunos de estos aparatos.

Fue tan fuerte la idea que se convocó a varias mentes a crear un mensaje que deje constancia de la humanidad en el Universo. Carl Sagan fue uno de los convocados para crear la placa que cargarían por millones de años estas sondas.

Placa del Pioneer X

Las «Placas Pioneer» como se las conoce, son un par de placas de oro y aluminio colocadas a bordo de las sondas que les dan nombre y que contienen un mensaje pictográfico dirigido a inteligencias extraterrestres que pudieran interceptarlas. El mismo mensaje se repite en el Disco de Oro de las sondas Vogayer que acompañó a esas naves cuando fueron lanzadas en 1977.

Carl Sagan sosteniendo una de las placas.

Un viaje eterno

Lo cierto es la sonda Pioneer X ha sobrepasado los límites del Sistema Solar viajando actualmente hacia la estrella Aldebarán, en la constelación de Tauro, adonde llegará dentro de 1.690.000 años. La sonda mantuvo contacto constante con la Tierra hasta 1997 con una débil señal que continuó siendo rastreada por la Red del Espacio Profundo.

La última recepción exitosa de telemetría fue el 27 de abril de 2002. Las señales subsecuentes apenas fueron detectables. La pérdida de contacto fue probablemente debido a la combinación del incremento de la distancia y a un lento debilitamiento de la fuente de energía de la sonda.

La última débil señal del Pioneer X fue recibida el 23 de enero de 2003, cuando estaba a doce mil millones de kilómetros de la Tierra. El intento por contactarla el 7 de febrero de 2003 no tuvo éxito. Un último intento fue realizado la mañana del 4 de marzo de 2006, la última vez que la antena estaría correctamente alineada con la Tierra, sin embargo no se recibió respuesta alguna.

Para conocer más recomendamos:
Catorce años de la última señal de Pioneer 10, en ruta hacia Aldebarán – Artículo de portal EuroPress
Te explico el mensaje de las sondas Pioneer/Voyager – Artículo de la comunidad Taringa!
Pioneer 10 – Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *