Home>RECOMENDADOS>CURIOSIDADES>¿Son rojas o no lo son?
CURIOSIDADES RECOMENDADOS

¿Son rojas o no lo son?

En los últimos días se viralizó una imagen de unas frutillas con la pregunta si podían ver si eran coloradas o no. La polémica no tardó en dispararse y se trató de demostrar que no todo es lo que parece.

 A veces las cosas no son lo que parecen. A primera vista esta foto parece que fue mal tomada o tal vez alguien estuvo jugando con filtros en algún programa de edición fotográfica.

Pero lo que realmente estás viendo es una imagen que no contiene ningún píxel, la unidad más pequeña y diminuta de una imagen digital, de color rojo.

Así que si ves algo rojo en las fresas, es simplemente un engaño de tu mente.

¿Por qué no todos vemos los colores de la misma forma?

Las colores aparecen diferentes en función de la luz: por ejemplo, no es lo mismo la iluminación de tubos fluorescentes que hay en muchas oficinas que con una luz más suave y cálida como hay en algunas casas.

Nuestro cerebro hace ajustes para asegurarse de que todavía vemos las fresas de color rojo, independientemente del color de las luces del lugar en que las estemos viendo (y comiendo).

Se llama consistencia de color

Ese fenómeno es la consistencia del color, una cualidad de cómo los seres humanos percibimos los colores en nuestro entorno según la cual nos parece que un objeto es del mismo color sin importar que las circunstancias varíen.

«Las fresas parecen rojizas, aunque los píxeles no lo son», dice el tuit.

Bevil Conway, un experto en percepción visual, le dijo al sitio Motherboard: «Tu cerebro dice: ‘La fuente de luz que estoy viendo cuyas fresas están debajo tiene un componente azul, así que voy a eliminar eso automáticamente de cada píxel'».

«Y cuando quitas los píxeles grises y este sesgo azul, terminas viendo el rojo».

Y por supuesto, porque sabemos que las fresas son rojas, eso también ayuda al cerebro a darles el color correcto.

¿Cuáles son los límites de la visión humana?

Fue el usuario Akiyoshi Kitaoka el primero que publicó la foto en la red social Twitter y se disparó la polémica.

El resto de los usuarios publicaron paletas de colores para demostrar que no había ningún pixel rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *