Home>RECOMENDADOS>Wikileaks: Crisis diplomática
RECOMENDADOS

Wikileaks: Crisis diplomática

Luego del escándalo mundial provocado por las revelaciones del periodista australiano Julian Assange sobre las invasiones estadounidenses en Afganistán e Irak, la diplomacia entre Inglaterra y Ecuador pendía de un hilo.

Wikileaks ta había puesto en boca de todos las pruebas de abusos y crímenes de guerra por parte del ejército de Estados Unidos. Así la persecusión a Assange, el periodista que filtró los documentos en Internet, empezaba una escalada cada vez mayor.

En 2012 la fiscalía de Suecia ordenó la detención de Assange para declarar frente a tres cargos de acoso sexual, cometidos en 2010. Debido que en aquél momento estaba en Inglaterra, el periodista pidió asilo político a la Embajada de Ecuador, quien se lo consedió, así evitando su extradición.

El temor del australiano fue que esta causa en realidad fuera un trampa del gobierno de los Estados Unidos. Una vez él en Suecia sea trasladado ante la justicia norteamericana, quien hasta hoy lo persigue por los sucesos de Wikileaks, para acusarlo de espionaje, filtración de documentos clasificados y hackeo informático.

La tensión entre Inglaterra y Ecuador no tardaron en aparecer, cuando el primero amenazó en invadir la Embajada ecuatoriana para sacar por la fuerza a Assange para su extradición. Inmediatamente se activaron los comites de diferentes bloques de paises como Organización de Estados Americanos (OEA), Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y además la Organización de Naciones Unidas (ONU). Todos estaban al vilo de un conflicto de escala mundial de hacerse la entrada forzosa a la embajada.

Lo cierto es que Assange ha pasado entre las paredes de la Embajada de Ecuador más de seis años. Dos de las tres causas contra el periodista preescribieron por la incapacidad de la justicia zuisa para continuar con el procedimiento. La tercera se cerró en 2017 cuando una comisión de la justicia de Suiza llegó hasta la Embajada para tomar declaración, comprobando que la acusación era falsa.

Después de tantos años, la persecusión contra Assange continua ya que el gobierno inglés busca detenerlo por o haberse presentado a declarar en 2012, mientras que el periodista junto a su abogado siguen planteando que apresarlo por este tema es solo una excusa para que Estados Unidos tenga tiempo de ejecutar un pedido de extradición. Este es una historia aún sin fin.

Para conocer más recomendamos:
Ecuador concede asilo político a Julian Assange – Artículo del portal Cuba Ahora, 16 de agosto de 2012
Suecia cierra la causa por violación contra Julian Assange, el fundador de Wikileaks – Artículo del portal El País , 19 de mayo de 2017
Prescriben acusaciones contra Julian Assange – Artículo del portal El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *